jueves, 15 de enero de 2015

ABELARDO BARROSO: MAESTRO DE SONEROS

Abelardo Barroso fue uno de los primeros soneros cubanos que llamo mi atención en la niñez. Legendario interprete, de gran estirpe y estilo muy peculiar, oriundo de La Habana. Desde joven, a inicios de los años 20 se ganó la vida en diversos oficios, mostrando desde esa etapa de su vida, una fuerte inclinación hacia el canto, acompañando a trovadores y a grupos de sones en locales marginales. Su ingreso al Sexteto Habanero en 1925 fue trascendental, realizando sus primeras grabaciones en dicho periodo, luego en 1926 grabó con el Sexteto Boloña, también integró el Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro, la orquesta de Ernesto Muñoz, fundó en 1933 junto a Orestes López, la Charanga López - Barroso, posteriormente formó el Septeto Universo y el Sexteto Pinin. En su larga trayectoria también fue parte de las orquestas de Andrés Laferté, Everardo Ordaz,Maravilla del Siglo y La Sensación de Rolando Valdés con la cual impulsó nuevamente su carrera en los años 50, obteniendo un notable éxito en Cuba y en otros países de Latinoamericano. Para inicios de los 60, también grabó con la agrupación Gloria Matancera y ala vez continuó La Sensación, para finalmente retirarse de la carrera artística en 1969. Barroso dejó una huella profunda en la musicalidad cubana, su manera de interpretar y vocalizar llena de matices y sentimiento fueron de gran influencia para otros grandes del canto popular y lo hicieron merecedor de un lugar privilegiado en la historia de la música del Caribe.



Escrito por: Angelina Medina 

No hay comentarios:

Publicar un comentario