miércoles, 11 de noviembre de 2015

CHIVIRICO DÁVILA: EL SONERO DE LA VOZ ETERNA


Escrito por : Angelina Medina

Hablar de Rafael Dávila Rosario “Chivirico”, es mencionar a un intérprete y sonero notable que manejó con toda solvencia todos los ritmos, variantes y sonoridades musicales afrocaribeñas. Durante su particular carrera musical abarcó participaciones en muchas orquestas de renombre y así mismo desarrolló carrera propia como solista importante, consolidando su presencia en la historia de la cultura y música del Caribe. Este es nuestro humilde, pero sentido reconocimiento a una de las más grandes voces que dio la Música Afroantillana en todos los tiempos.



La historia de este sonero que recorrió parte del mundo con su hermosa voz y picardía se originó el 02 de agosto de 1924, según los entendidos en el barrio de Villa Palmeras, Puerto Rico, siendo el lugar exacto de su nacimiento la Parada 04 del sector del barrio Puerta de Tierra, San Juan. Ya 1932 se mudó con su familia y se cría en el barrio de Sunuco en Villa Palmeras, Santurce. Su padre fue  Eustaquio Dávila oriundo de Loíza y su madre Juana Rosario de Bayamón. Desde temprana edad tuvo inclinación hacia la música, primero cantando en un trío, luego en cuartetos como el Cuarteto Mayarí. A la edad de 15 años se unió al Conjunto Moderno de Roberto Salgado. Sus inicios a nivel profesional se dieron con las orquestas de Rafael González Peña y de Rafael Elvira. El origen del apelativo Chivirico se dio cuando su amigo Orlando Guerra “Cascarita” lo bautizó de dicha forma ya que lo relacionó con una mermelada que existía en La Habana (Cuba) llamada “Chivirico con pan”, la anécdota cuenta que en el momento en que estaban realizando una grabación, el productor de la misma le preguntó a Chivirico por su nombre, él le contesta, a lo que el productor dice “pero aquí a todos se llaman Rafitas” … en eso intervino Cascarita y le mencionó: “Si este es más popular que un Chivirico en la Habana, pues ponle Chivirico” y así nació el sobrenombre que caracterizó a este legendario cantante. En su enorme historial como artista mencionamos sus grabaciones con la Orquesta de Miguelito Miranda “Oye Chama” y “Sube y Baja, también con el maestro Luisito Benjamín. A finales de los años 40 formó parte de la orquesta de Carlos Molina. También en dicha época grabó con la Orquesta de Frank Madera los temas “Que venga el mambo” y “Adivina tú”. En dicho periodo viajó con la agrupación de Molina a varias islas del Caribe como Saint Thomas, Martinica, Puerto España (Trinidad y Tobago), Puerto Príncipe (Haití), Cayena (Isla del Diablo), incluyendo al Brasil por el lado de Sudamérica.
En 1950, se le presentó la oportunidad de obtener un contrato para actuar por una temporada como solista en Uruguay con la Orquesta de Laíto Castro, una agrupación cubana que ya radicaba en dicho país. En New York integró por un breve periodo la reconocida agrupación del maestro Johnny Seguí & Los Dandies, para luego en 1956 pasar a las filas de la Orquesta del maestro Dámaso Pérez Prado en calidad de vocalista principal, sustituyendo al gran cantante cubano Antar Daly, esto sucedió en Uruguay. Con la banda de Pérez Prado, Chivirico paseó su innato talento vocal e interpretativo a diversos países, en una extensa gira que incluyó diversos países de América del Sur. En Buenos Aires (Argentina), recibió la propuesta para actuar en Chile e integrar la recordada Orquesta Huambaly.
Durante dicha gira con Pérez Prado decidió dejarlo para instalarse en Ecuador, continuando su periplo junto a la Orquesta de Blacio Junior y la Orquesta Huambaly. Con Huambaly realizó otra dilatada gira por Europa, incluyendo Francia, Grecia, España, Italia y la Isla de Capri. En dicho periodo en el cual Chivirico radicó por años en Ecuador, alternó presentaciones y estadías a otras tierras Sudamericanas como Chile y Perú. Es justamente en dicho ciclo de su vida que  establece un nexo con el Perú, viviendo una corta estadía en nuestro país a mediados de la década del 50 y en el cual grabó con las Sonoras de Lucho Macedo, Ñiko Estrada y la Sonora MAG. Ya en 1960 justamente desde Perú retorna a Estados Unidos, primero a Miami y luego a New York, desde entonces se vinculó y grabó iniciando los años 60 con grandes agrupaciones como la del maestro Orlando Marín, Francisco “Kako” Bastar, Ricardo Ray, Willie Rodríguez, Oswaldo “Chihuahua” Martínez, Tito Puente, Johnny Pacheco, Mike Hernández,Tico All Stars, Joe Cotto, Puerto Rican All Stars, La Playa Sextet, Alegre All Stars, Louie Ramírez, Johnny Sedes, Randy Carlos, Ray Barretto, entre otros. Igualmente a comienzos de tan importante década, exactamente en 1960, realizó su primer trabajo solista titulado "Aquí esta Chivirico cantando Belinda" para el sello Ammex (LP 507)


                                         Producción “Aquí esta Chivirico cantando Belinda” 1960, sello Ammex (LP 507)

Hay un capítulo interesante en la carrera musical de Chivirico, su asociación con Ricardo “Richie” Ray por encargo de Carmelo Fonseca, dueño del sello Fonseca, (disquera en el que se realizaron las primeras grabaciones de Richie Ray y Bobby Cruz), quien pagaba el asesoramiento y entrenamiento para el perfeccionamiento como cantante de Cruz, el cual estaba en sus inicios y en palabras del propio Chivirico, era bastante desafinado y descuadrado. Según Fonseca, pagó 200 dólares diarios para la enseñanza del arte y manejo del canto sabroso que identifica a la Música del Caribe. Al escuchar varios temas vocalizados por Bobby en su etapa primigenia con Richie Ray, podemos apreciar claramente la influencia directa del gran Chivirico, por ejemplo en expresiones que menciona en su cantar como “caina, caina, bongó…” y como bien se recuerda, también en dicha etapa Chivirico Dávila grabó y dejó su hermosa voz para la posteridad con este importante binomio, algunas producciones como “On The Scene With Ricardo Ray”  en 1965 (SLP-1107),  “A Goza with Ricardo Ray 3 Dimensions” en 1965 (SLP-1109) para Fonseca Records y “Se Soltó / On the Loose”  en 1966 (SLPA 8500) para Alegre.
                                             
                                     

                                  
                                          Trabajo “On the Scene with Ricardo Ray” 1965, Fonseca Records (SLP-1107)


                                                Producción “A Goza with Ricardo Ray 3 Dimensions” 1965, Fonseca Records ( SLP – 1109)


                                                       Trabajo “Se Soltó On The Loose” 1966, Alegre Records (SLPA- 8500)

Chivirico en la década del 70 prosiguió grabando y siendo requerido por otras agrupaciones como la del pianista Monguito Santamaría (hijo del maestro Ramón “Mongo” Santamaría), también con las orquestas del saxofonista Manolín González, Joey Pastrana, Rafael Cortijo, Kako Bastar, Joe Cuba, Fania All Stars, Markolino Dimond, Alegre All Stars y en 1981 grabó el que sería su último trabajo discográfico en general como cantante de los líderes Tony Fuentes y Joseph “Papy” Román percursionista y trompetista respectivamente de la Orquesta Guarare.
Una de las características de este extraordinario sonero y bolerista, fue su calidad interpretativa, modulando con mucho dominio su voz y manejando el gran carisma que lo llevó a ser convocado por tantas orquestas y luminarias de la música latina en distintas etapas, tal como lo demuestra su extensa discografía con orquestas de renombre y en solitario. Chivirico con su estilo tan peculiar, como sabroso y contundente, transitó por estilos y sonoridades, diversos, definidos por las agrupaciones antes mencionadas. Desde el formato de las Sonoras con las cuales grabó en Perú, así como orquestas, All Stars, Charanga y Sexteto, todos con conceptos musicales diferentes, pasando a su vez por periodos tan marcados como lo fueron las décadas del 60, 70 y 80.
Un claro ejemplo de ello es su participación en el álbum “Beethoven’s V”  (CS-1075) del genial Markolino Dimond, quien junto al irreverente Frankie Dante y una constelación de virtuosos instrumentistas bajo la producción del maestro Larry Harlow crearon una obra  fundamental y trascendente para el movimiento salsero en 1975. La contribución de este sensacional intérprete boricua fue absolutamente importante, siendo protagonista y demostrando que un cantante de sus quilates y trayectoria podía asumir con toda autoridad el sonido, vehemencia, irreverencia, contundencia orquestal y de arreglos de vanguardia que presenta esta icónica producción de Salsa.
            

      
                            “Beethoven’s V” Markolino Dimond con Frankie Dante, Cotique Records 1975 (CS-1075)

Otra demostración de su versatilidad y dominio como interprete, fue su contribución para el álbum “Ritmos y Cantos Callejeros” de los inmortales y legendarios Rafael Cortijo y Francisco “Kako” Bastar que lanzaron en 1970, creación que reivindica sus raíces musicales, en torno a la Bomba y Plena. En pleno auge y desarrollo del boom salsero, esta propuesta fue más que arriesgada, en base a una sonoridad netamente percusiva, que ensalzó estos ritmos boricuas, manteniendo su esencia más pura. Este trabajo se caracteriza por no contar con una conformación orquestal ya que estos maestros de la percusión fueron acompañados solamente por los destacables aportes de Paquito Pastor en el piano y del maestro Bobby Rodríguez en el bajo. En ese sentido, la voz de Chivirico se siente a toda cabalidad, llevándonos en un viaje musical a la cultura de su tierra y su gran riqueza. Esta obra maestra para su tiempo lamentablemente no fue entendida a nivel masivo, ni tuvo la difusión debida, ya que la creciente e imparable industria dominada por Fania, ocultó producciones y conceptos de este nivel, ya que acaparó toda la atención discográfica y de medios publicitarios, además la generación que vivió aquel momento de los inicios y consolidación del movimiento salsero, estuvo orientada hacia otro tipo de sonoridades de corte orquestal agresivo, predominando en especial la fuerza de los trombones. Afortunadamente, los tiempos cambian, se transforman, evolucionan y en este caso (con los años), esta producción alcanzó la valoración e interés que amerita por parte de estudiosos y melómanos, siendo hoy por hoy una realización de culto.


                       Álbum “Ritmos y Cantos Callejeros” Rafael Cortijo y Kako Bastar, sello Ansonia (SALP 1477)

Justamente, en esta década tan relevante, Chivirico realizó varios discos como solista, todos grabados por Cotique Records, siendo el primero de esta serie el titulado simplemente “Chivirico” 1971 ( CS1061), que contó con los arreglos de los maestros Louie Ramírez y Javier Vázquez, luego vendrían “Chivirico… De nuevo” 1972 (CS 1066), que contaría igualmente con ambos arreglistas, “Chivirico” 1973 (CS-1073), con el genial Jorge Millet en los arreglos, para 1974 grabó un trabajo de Boleros denominado “ Vendré por ti”  (CS-1076), con Millet en los arreglos. Igualmente este notable pianista produjo, arreglo y participó al piano en 1976 en el álbum “Para mi Gente” (CS-1084), en 1977 el maestro Larry Harlow produce el trabajo “Brindando alegría”  (CS-1092), con los arreglistas a Eddie Martínez, Louie Cruz, Louie Ramírez, Marty Sheller y Sonny Bravo y en 1978 grabaría su último álbum en calidad de solista, denominado “Nuevos Conceptos/ New Concepts” (JMCS-1099) producido por Richie Ray y Bobby Cruz.


                                                                                Álbum “Chivirico” 1971 Cotique ( CS1061)

                       

                              
                                                                                                            Trabajo “Brindando Alegría” 1977, Cotique (CS-1092)
                       
     
                                                                       Producción “Onda Típica” Orquesta Guarare, 1981, Inca (JMIS 1078)

Lamentablemente, luego del trabajo “Onda Típica” de la Orquesta Guarare en 1981, grabado para Inca Records (JMIS 1078), en el que comparte voces con Ángel “El Papo” Santiago,  no se supo de otras grabaciones hechas por el Sonero de Santurce. En plena era de los 80’s, la presencia de nuestro querido Chivirico pasó desapercibida y no pudimos seguir disfrutando de su estilo inigualable e inconfundible en su canto. La música afroantillana perdió mucho con este alejamiento, tal vez forzado,  ya que los tiempos de la Salsa dura o tradicional pasaban por una clara etapa de decadencia y con el transcurrir de los años muchos de sus exponentes fueron tomando otros rumbos, inclinados hacia lo romántico, sensual y hasta erótico, reprobable a todas luces. En ese aspecto, los intereses musicales eran otros y direccionados al apoyo de  cantantes nuevos, como otros consolidados quienes tuvieron que deponer su estilo original para dar paso al interés comercial impuesto por las disqueras. Este aspecto marginó casi hasta la desaparición a soneros de estirpe y valía, causando un vacío importante en la calidad de los discos hechos en dicha etapa y reforzando el declive del movimiento salsero genuino.

Ya a inicios de la década del 90, exactamente en 1994, Chivirico se reúne con el maestro Orlando Marín para realizar una presentación en Cali (Colombia), esta sería la segunda ocasión que visitaba tierra Caleña, ya que anteriormente lo hizo con la Orquesta de Joe Quijano. Este reencuentro con Marín se dio nuevamente el 4 de julio de 1994, junto al gran Frankie Figueroa, Al Santiago y Alegre All Stars, con algunos de sus integrantes originales. Esta presentación que sería la última, se llevo a cabo en Orchard Beach, en el Bronx, New York. A los pocos meses, el 05 de octubre de dicho año, nos dejó fisicamente debido a un fulminante ataque cardiaco, en su vivienda ubicada en el Bronx.
El legado de Chivirico es enorme, fue un artista que tuvo varias aristas, la de cantante, interprete, sonero, bolerista, compositor y corista. Como autor nos regaló cortes musicales de calibre como “La Guarachera” vocalizado por la “Reina Rumba” Celia Cruz junto a “El Rey” Tito Puente, en el álbum “Cuba Y Puerto Rico Son...” para Tico (SLP-1136),  "Ritmo Bembe" (entre otros temas), con Orlando Marín en el trabajo discográfico “Se te quemó la casa” de 1961, para Alegre Records (LPA 814).
Reiteramos nuestra admiración hacia tan trascendental exponente de la música afrolatina, cuya presencia e influencia e interpretaciones siguen vigentes en cada unas de sus grabaciones, llenas de sabor, cadencia, intensidad, sentimiento, versatilidad, dominio, improvisación y entrega, con una vocalización limpia y ostentosa en matices. Por eso y mas,  siempre será una referencia a seguir en el glorioso arte del canto y soneo, facultad que no todos poseen y en el cual Rafael Dávila Rosario, simplemente CHIVIRICO FUE UN MAESTRO.

“………CANGREJERO, CANGREJERO SOY
SOY DE SANTURCE, LO DIGO YO…….”

Nota: Extracto del tema “Cangrejero” incluido en el álbum “Brindando Alegría” 1977, Cotique (CS-1092)

Angelina Medina Quiroga



domingo, 19 de julio de 2015

BUEN VIAJE MAESTRO CUTUFLÁ

Otra gran perdida para nuestra música, ayer 18 de julio nos dejó físicamente el maestro Ramón Alfredo "Cutuflá" Franchesqui, notable percursionista venezolano. "Cutuflá" tuvo una carrera dilatada desde sus inicios en su natal Venezuela transitando por varias agrupaciones, para luego extenderla a Europa, en especial en Paris, Francia país donde radicó muchos y desarrolló plenamente su trayectoria musical, ampliando sus horizontes, aportando su talento a diversos proyectos de otros géneros musicales y a su vez consolidando su presencia que fue de suma importancia en gran medida a la evolución de la música afroantillana en el viejo continente. Nuestro reconocimiento a esta gran figura que contribuyó dentro y fuera de su país al enriquecimiento de la cultura musical latina. En Paz Descanse Maestro.


Escrito por: Angelina Medina 

miércoles, 4 de febrero de 2015

HASTA SIEMPRE... REINA DEL PUNTO CUBANO

Nos dejó "La Reina del Punto Cubano" Doña Celina González, artista, exponente Y embajadora principal de la música tradicional campesina cubana que defendió a lo largo de su trayectoria, el cual alcanzó la cumbre junto al guitarrista Reutilio Domínguez con quien formó el emblemático dúo Celina y Reutilio, obteniendo gran popularidad en Cuba, como en otros países de Latinoamérica. Dueña de una potente, enérgica y clara voz, consolidó su presencia como una de las grandes interpretes femeninas de música cubana con su estilo fuerte, vibrante que mantuvo fiel a sus raíces y conceptos musicales. 


Su nombre completo fue Celina González Zamora, nació el 16 de marzo de 1928 en el caserío La Luisa entre los municipios de Jovellanos y Pedro Betancourt en la provincia de Matanzas, Cuba. 

Un punto importante en la vida de Celina fue su gran simpatía por la religión afrocubana Regla de Osha o Santería, el cual fue determinante en su carrera artística ya que sirvió como inspiración para componer parte de sus grandes éxitos como "Que viva Changó", un clásico de la música cubana y de Latinoamérica. 

En 1947 formó junto al guitarrista Reutilio Domínguez el notable dúo "Celina y Reutilio", Domínguez fue la segunda voz y con su forma particular de ejecutar la guitarra le dio la sonoridad peculiar. Se recuerdan sus presentaciones en el programa Atalaya Campesina, transmitido en la Cadena Oriental de Radio de Santiago de Cuba. La presencia del gran compositor Ñico Saquito fue fundamental, ya que los descubrió y llevó a La Habana, además de influir en su estilo musical. 





A lo largo de su trayectoria, incursionaron en el cine, participando en las películas Rincón Criollo y Bella Salvaje

En 1964, se disuelve el dúo y Celina continúa su carrera solista. En 1981, se unió a su hijo Reutilio Domínguez, con el fin de rescatar el repertorio antiguo que grabó con su esposo, realizando en el año 2000 la producción "50 años como una reina" el cual fue nominado para el Grammy Latino en el año 2001. 


Durante su carrera, esta grande de la música típica cubana fue ovacionada y reconocida en muchos países, además de ser muy recordada por sus clásicos temas que traspasaron varias generaciones. 



Inolvidable y querida Doña Celina González. En Paz Descanse

Escrito por: Angelina Medina 




lunes, 2 de febrero de 2015

A LA MEMORIA DE PACHITO NALMY

La música tropical y la Salsa en el Perú están de duelo, falleció uno de sus grandes exponentes Pedro Claver Nalmy Cabrera, conocido y siempre recordado como Pachito Nalmy; cantante y compositor de voz y estilo único que dejó una pauta a seguir para otros interpretes peruanos. Nalmy, fue parte de agrupaciones muy importantes como la Sonora de Nelson Ferreyra, la Orquesta de Andres de Colbert, la Sonora Casino de Hugo Macedo, la Sonora Callao, la orquesta de Luis "Lucho" Sandoval, la Sonora Mocambo, Papo y su Combo Sabroso, Alfredo Linares, entre otros. Así mismo desarrolló una carrera solista muy respetada.



Su nombre artístico se debió a su cantar parecido al cantante cubano Panchito Riset. Esto sucedió en la década del 50, cuando Nalmy se presentaba en el Club Bilis ubicado en el jirón Colón - Callao.


Entre sus aportes al movimiento musical local hay que destacar su unión como vocalista en la agrupación del timbalero Ernesto "Papo" Menéndez y su Combo Sabroso. Esta orquesta es de especial importancia por ser considerada la primera Trombanda de nuestro país, al incluir los trombones en los metales, razón por la cual es la primera en asumir el concepto musical newyorquino en su repertorio ya que las agrupaciones que la antecedieron tenían una fuerte influencia cubana, en especial de la Sonora Matancera. En ese sentido, la combinación del sonido agresivo de Papo con la voz criolla, potente y estilo aguerrido de Nalmy, causaron una revolución musical a comienzos de los años 60's y marcaron la pauta que otras orquestas continuaron.



Nuestro reconocimiento a tan importante valor nacional, baluarte nuestro y parte fundamental en la historia del movimiento tropical peruano. En Paz Descanse Maestro

Escrito por: Angelina Medina 

EL CALLAO Y SU SALSA

En el Perú no se podría hablar de Salsa y su devenir histórico para un naciente publico salsero, sin antes entender la génesis del tema que nos ocupa, considerando fundamentalmente la importancia del ingreso de discografía proveniente del Caribe y los Estados Unidos a través del Puerto de la Provincia Constitucional del Callao, bastión fundamental que permitió a coleccionistas  y melómanos poder acceder a discos harto difíciles de obtener por aquel entonces, los mismos que eran adquiridos muchas veces por intermedio de marinos provenientes de la zona del Caribe. 
Esto iba reforzado desde fines de los 50s con la llegada de agrupaciones y cantantes connotados como Beny Moré, Dámaso Pérez Prado y su corte espectacular de bailarinas, la emblemática Sonora Matancera y de Nueva York Frank “Machito” Pérez Gutiérrez, personajes que fueron reforzando la línea tropical en nuestro país y sirvieron de puente básico para un naciente y ávido publico salsero.
Eran los tiempos en que la música se escuchaba en sistema Pick Up y posteriormente en radiolas estereofónicas. Esto sucedió hace más de cinco décadas y en el Callao su difusión tuvo como líder principal al Sr. Luis Rospigliosi Carranza (10 Febrero 1926 – 30 Agosto 2011), quien a través de su local el que llevaba el sugestivo nombre de "El Sabroso”, ubicado en la calle Constitución, daba cuenta al público asistente -propio y extraño - de las producciones discográficas que llegaban al puerto de artistas de la talla de Tito Puente, Machito, Tito Rodríguez, El Combo de Rafael Cortijo con Ismael Rivera, entre otros; la música se convirtió para Don Luis en una especie de apostolado hasta sus últimos días. Por esa razón es justo señalarlo -sin lugar a dudas- como el principal responsable del movimiento salsero en el Callao.

                                                                                                  Lucho Rospigliosi Carranza 

Y en el proceso de este movimiento denominado SALSA, los ritmos empiezan a posesionarse del público de los barrios limeños así como el Callao. Aparecen nombres de impacto como Larry Harlow, Willie Colon, Ray Barretto, Orlando Marín, Johnny Colon, Joey Pastrana, Bobby Valentín, Joe Battan, Grupo Folklórico Experimental Newyorkino, Conjunto Libre, solo por citar algunos, los cuales mediante conceptos musicales basados en lo afrocubano, fueron generando estilos diversos que se hicieron del gusto de no pocos seguidores haciendo del Callao una especie de extensión de los barrios en Nueva York.

La tendencia musical “matancerizante” en Lima y el Callao fue cediendo de alguna manera ante la embestida de nuevas orquestas del movimiento salsero en Nueva York y Puerto Rico. Estas sonoridades fueron rápidamente asimiladas por nacientes agrupaciones que hicieron propia esta musicalidad, en la que, la vehemencia y agresividad eran su común denominador y jugaron un rol principal. Uno de las primeros grupos conformados fue la de Papo Meléndez y su Combo Sabroso, percusionista quien en asociación con el vocalista “Pachito” Nalmy y otros músicos “chalacos” se encargaron de divulgar los estilos de Eddie Palmieri, Efraín “Mon” Rivera, “El Malo” Willie Colon.




Asimismo, el surgimiento de nuevos locales y bares no solo en el Callao sino además en distritos como Barrios Altos, La Victoria, Surquillo, Rímac acompañados de las novedosas Rockolas, permitieron a sus consumidores acceder y conocer más sobre este género, el cual fue tomando notoriedad no solo con la presencia de los líderes antes indicados, sino también con un sin número de agrupaciones gestadas en los Estados Unidos, Puerto Rico, Panamá, Venezuela, Colombia y República Dominicana, países de la Cuenca Caribeña dueños de un fuerte acervo, tradición y cultura musical competente.
Este conglomerado musical discográfico tuvo su oportunidad de difusión en espacios radiales durante los 70s en las personas de reconocidos coleccionistas y conocedores, quienes iban dando cuenta del material enviado por los “corresponsales” residentes en las ciudades antes indicadas. Son conocidos los programas del Sr. Carlos Loza Arellano (22 Setiembre 1935 – 23 Marzo 2014), conocedor y amante empedernido del género quien también incursiono en la prensa escrita con su “Caribe Soy” y emitida a través del vespertino “El Extra”, el Sr. Jorge Eduardo Bancayàn y su “Hit Parade Latino” en Radio Libertad denominada La Primera Emisora Musical del Perú, el Sr. Luis Ballesteros y su “Show Latino” por Radio El Sol, otro personaje entrañable Don Ñico Estrada percusionista profesional, quien a través de su paso por diferentes emisoras radiales en la capital fue presentándonos con muy buen gusto las primicias recepcionadas.


                                                                                                         Carlos Loza Arellano

Sin embargo, es justo destacar a personas que al igual que los antes mencionados, se enfrascaron en la noble tarea de dar a conocer la música que nos ocupa, entendidos coleccionistas y melómanos, como es el caso del Sr. Martin Nonato Valladares y “El Show de los Cueros”, Sr. Lucho Peña y su bastión “El Pérsico”, procedente de Panamá el Sr. Rubén García C. (QEPD), empresario que llegó al Perú en la segunda mitad de los 60s, el Sr. Agustín Tassi, el Sr. Juan Sagastegui así como el Sr. Miguel Grau, son solo algunos de los reconocidos conocedores y coleccionistas del género.

Continúa el proceso, esta vez con la generación de nuevas orquestas, sonoras y combos, los que fueron consolidando el movimiento salsero en el primer puerto. Nombres como el Hit Parade Latino, Sabor Latino, Oscar “Pitin” Sánchez, el Combo de Loza bajo la Dirección Musical de Carlos Nunura y la administración de Carlos Loza, el Combo Espectáculo Creación de los hermanos Mendoza, La Clave del Callao de Alfonso Collantes, La Progresiva del Callao de Eugenio “Chango” Chávez, Somos Música, fueron adueñándose del gusto musical de los salseros chalacos. Queda en la memoria de mi niñez, la participación del Hit Parade Latino, previo a la presentación de Willie Colon y Rubén Blades en 1980 en el Estadio de Alianza Lima distrito de La Victoria, la que finalizara aproximadamente a las 3.30am y de la cual estuve pendiente dada la cercanía entre el estadio y mi domicilio y mi creciente interés por la música del Caribe. 

En la cultura salsera del primer puerto tiene en los graffitis dedicados a los iconos de la Salsa un lugar especial. Esta manifestación social propia de la juventud, obedece a un fuerte arraigo afectivo con sus artistas; interrelación que de alguna manera, describe alguna identidad o afinidad entre el artista y sus incondicionales. La Salsa para el chalaco es parte obligada de su cultura, casi se podría decir que corresponde a su estilo de vida.
En el deporte rey -como parte de esa cultura-, tampoco está ausente la música. Clásico es ver cómo se vive la fiesta del futbol en el puerto, en los partidos en que el equipo rosado del Sport Boys, -club emblemático del Callao-, es arengado por la barra,  la que incluso llega a conformar una “pequeña banda sonora”, de acompañamiento a sus presentaciones como local,  además de las clásicas banderolas que llevan insertada la imagen del ídolo Héctor Lavoe.




                                                                                    En uno de los clásicos murales del Callao 

Mencionar que a través del tiempo llegaron a nuestro primer puerto artistas de reconocida talla, pero este aspecto toma mayor notoriedad con la llegada del Primer Festival de Salsa Chim Pum Callao desde 1997 en el Estadio Miguel Grau y en adelante en las instalaciones del Parque Zonal Yahuar Huaca, con la participación de exponentes de música Salsa Tradicional como Celia Cruz, Luis “Perico“ Ortiz, Ray Barretto, Adalberto Santiago, Richie Ray y Bobby Cruz, Tito Allen, Willie Colon, Cheo Feliciano, El Gran Combo, Rafael D Jesús, José Mangual, José Alberto, Willie Rosario, Raphy Leavitt, Orquesta Mulenze, Conjunto Clásico, Justo Betancourt, Ray de la Paz, Kim de los Santos, Willie Chirino, Herman Olivera.
El balance dejado por este y otros eventos de carácter masivo, han terminado por reforzar aún mas no solo una identidad salsera en El Callao, que a pesar de los tiempos adversos ha sabido mantenerse, recibiendo un merecido y justo reconocimiento por  parte de la comunidad latina en general, tanto así que actualmente se presenta las franquicias del Festival Chim Pum Callao en Santiago de Chile y los Estados Unidos.







Es menester dar un justo y merecido reconocimiento al Callao, no solo por un tema musical que es el que nos atañe y es materia de constante investigación, sino también por su gente que hizo historia en defensa de la Patria y como no también a sus exponentes en los diferentes ámbitos de la cultura y deporte que aportaron a nuestro país. 
Finalmente, como un homenaje a tan querida tierra, nos permitimos recordar primero las menciones hechas por cantantes de la talla de Rubén Blades, Cheo Feliciano, Junior González -por citar algunos- y segundo recoger los versos del himno a nuestro primer puerto Nostalgia Chalaca, escrito en Chile por Manuel Raygada, los cuales describen fielmente el sentimiento de un chalaco alejado de su terruño: 

Nostalgia Chalaca

Noche chalaca de luna majestuosa,
ausente y lejos te veo siempre hermosa.
Siento que se desgarra en mi pecho el corazón,
al cantar de mi guitarra y al evocarte en mi canción.
¡Chim Pum! Callao, oh querida tierra mía,
tu eres la única alegría que recuerda mi vivir
¡Chim Pum! Callao, yo te añoro noche y día,
siento que esta lejanía atormenta mi existir.
Loca mi alma se agita, de nostalgia infinita
por volverte pronto a ver,
jamás, un instante te he olvidado
y estarás siempre grabado en lo más hondo de mi ser.
Callao querido por tu recuerdo vivo,
fuiste testigo de todas mis errancias,
este canto de añoranza, de un chalaco corazón,
que desde lejos te canta con la más honda emoción.
¡Chim Pum! Callao, oh querida tierra mía,
tu eres la única alegría que recuerda mi vivir.
¡Chim Pum! Callao, yo te añoro noche y día,
siento que esta lejanía atormenta mi existir.
Loca mi alma se agita, de nostalgia infinita
por volverte pronto a ver,
jamás, un instante te he olvidado
y estarás siempre grabado en lo más hondo de mi ser.
¡Chim Pum Callao!


Nota: La palabra Chalaco es originaria de nuestro idioma Quechua y está dado al poblador de la zona costera del Perú que realizaba labores de pesca. 

Escrito por: Angelina Medina 

viernes, 30 de enero de 2015

JESUS ALEMANY Y CUBANISMO

Agradecimiento

Primero que nada, quiero expresar mi agradecimiento especial al Sr. Karel Páez Ulacia timbalero de la banda Cubanismo, quien cortésmente y con mucha disposición atendió mis inquietudes respecto a la preparación del presente aporte, además de ser quien me facilito contactar directamente con el Maestro Jesús Alemany. 

Y como no podría ser de otra forma, gracias a usted Maestro Alemany por su tiempo, paciencia y sobre todo, por la buena música!!!


La música cubana y el Jazz mantienen desde hace mucho tiempo una estrecha relación que ha sido más que fructífera en términos de enriquecimiento y vitalidad, alianza que termino por contribuir a potencializar aún más la música que ya se venía generando en los Estados Unidos desde la década de los 40s, siendo personajes como Machito, José Curbelo, Pupi Campo y de otra parte Dizzie Gillespie algunos de sus notables exponentes. En este maridaje musical el Son Cubano, el Chachachá, la Rumba, el Guaguancó, así como otros ritmos afrocubanos desarrollados por Arsenio Rodríguez, Arcaño y sus Maravillas, Beny More y su banda La Tribu, Orquesta Aragón, Enrique Jorrín, entre otros, fueron los insumos perfectos que en combinación con lo americano lograron establecer una feliz alquimia musical.

Este fenómeno se hace más evidente en los Estados Unidos durante los 50s, con la aparición de nuevos nombres como Tito Puente, Tito Rodríguez, Charlie Palmieri, reforzándose más aun a finales de los 60s previo al Boom de la Salsa, es decir durante la década de 70s; época en que muchos de sus líderes plasmaron en sus trabajos el innovador concepto del Son Montuno cuya paternidad corresponde al Ciego Maravilloso Arsenio Rodríguez, que agrega al nuevo formato piano, tumbadora además de una trompeta; al del Son, constituido inicialmente por el tres cubano, bongo, guitarra, contrabajo, maracas, güiro y una trompeta. Cuba va a la par del movimiento musical tanto en lo estricto tradicional como también con el Jazz. 

Sobre esto último, la historia recoge aspectos relevantes con relación al “puente” tendido entre La Habana y New Orleans (EEUU), urbes que mantuvieron una importante relación comercial durante más de 190 años y que finalizara en 1962 a raíz del embargo contra Cuba por parte del entonces Presidente John F. Kennedy. Este hecho lamentable nubló la importancia de la música Cubana en los Estados Unidos y particularmente en la colectividad de New Orleans, donde se escuchaba la música de Machito y Arsenio Rodríguez. La corriente cultural que se daba desde los tiempos de formación del Jazz, se vio seriamente afectada por esta medida en ambas ciudades. Mucho tiempo ha pasado desde aquel entonces, no obstante, en Cuba -a raíz de esta conexión- se generaron sorprendentes grupos y cantantes con novedosas tendencias musicales tales como el Irakere, NG La Banda, Emiliano Salvador (QEPD), Bobby Carcasses, Los Van Van, sumadas a las tradicionales Orquesta Riverside, Orquesta Ritmo Oriental, Chapottin y sus Estrellas, Roberto Faz, Pachito Alonso, Elio Revé, Pello el Afrokan, Senén Suarez entre otras.

Recreando el panorama al tema que nos atañe y finalizando el milenio pasado, es de resaltar y dar cuenta de la aparición de un gran talento, un defensor de la música tradicional cubana, reconocido trompetista, arreglista y director de su propia agrupación a la que bautizo como CUBANISMO, nos referimos al maestro Jesús Alemany, virtuoso nacido en Guanabacoa (Cuba), estudiante del Conservatorio Amadeo Roldan de La Habana, dueño de una técnica y ejecución musical exquisita. Un músico que apuesta por presentarnos un Son revitalizado, dándole el debido tratamiento, vistiéndolo con sonoridad y arreglos soberbios, acabando por hacerlo más atractivo para estos tiempos.

Su primer antecedente en la música fue su experiencia a los 15 años con el célebre grupo SIERRA MAESTRA, colectivo liderado por Juan de Marcos Gonzales, actual director de Afro Cuba All Stars y creador de la venerable Buenavista Social Club. Sierra Maestra representa a uno de los grupos responsables de la reactualización del Son, contando en su haber con varias producciones grabadas desde inicios de los 80s, en las que el sonido -proveniente de la Sierra Maestra de Cuba- constituye literalmente el todo y en la que la trompeta de Alemany jugó papel preponderante.

En las grabaciones hechas por esta agrupación es de apreciar el virtuosismo de Jesús, aportando a cabalidad al concepto tradicional de la agrupación. Sin embargo su talento va mucho más allá, ejecutando hábilmente Descargas, Danzones, Cha Cha Chas y Guarachas. Tiene un lado Jazzman respetabilísimo, el cual evidencia desde su primera producción como solista sacada a la luz en 1996, contando con la participación de talentosos y reconocidos músicos cubanos. Poco antes, en 1995, Alemany decide residir en el Reino Unido, acogiéndose a un beneficio diplomático otorgado por el gobierno de Cuba, estableciendo allí la sede de operaciones del que será su naciente primer proyecto de la mano del productor Joey Boyd.




JESUS ALEMAÑY`S - ¡CUBANISMO! Featuring Alfredo Rodríguez 

En 1996 y bajo el sello Hannibal Rikodisc HNCD 1390, Alemany lanza al mercado su primera producción grabada en los Estudios EGREM Habana Cuba (1995) titulada simplemente “CUBANISMO”, presentando como invitado especial y cumpliéndole el anhelo de grabar en su Cuba natal tras décadas de ausencia, al gran pianista residente por aquel entonces en Francia Alfredo “ Monsieur Oh La La” Rodriguez (QEPD), un músico que conto con pergaminos que dan cuenta de su impecable trayectoria, gestada básicamente con luminarias del ambiente salsero y el Latin Jazz en Nueva York desde la década de los 60s.

Se suman a CUBANISMO reconocidos músicos tales como Efrain Rios (tres, coros), Orlando Valle “Maraca” (flauta), Carlos del Puerto Jr. (bajo), considerado como el mejor bajista cubano de nuestros tiempos, en opinión del reconocido musicólogo cubano Helio Orovio, el respetable Tata Guines (QEPD) (quinto, conga, bongo, guiro), Emilio del Monte (timbales), un joven Julian Oviedo (bongo), Carlos Godines (bongo, guiro, claves), Miguel Aurelio Diaz “Anga” (QEPD) (timbales, conga, bongo), Jorge Luis Rojas “Rojitas” (vocal), de Camaguey Yosvani Terry Cabrera integrante de la agrupación Los Terry (saxo alto), Leonardo Castellini “Nardy” (saxo tenor), Javier Zalva (saxo barítono), Luis Alemany, Luis Alemany Jr. (trompetas), Carlos Álvarez (trombón).

Algo muy importante a destacar, es la valiosa ayuda prestada por parte del reconocido pianista Cubano Hilario Durand, quien ayudo a Alemany a contactar a los músicos para la realización de este proyecto. La selección de los temas incluyen una variedad de ritmos, recogiendo los tradicionales Meta y Guaguanco, Descarga de Hoy, Tumbao de Coqueta, Aprovecha, Pa que Gocen, Ni Pa`ca ni Pa`llà , Homenaje a Arcaño, La Rumba y el Tumbador, Cicuta Tibia, Ahora me Voy.







                                                            Alfredo Rodríguez al piano 

CUBANISMO - MALEMBE

Para 1997 Jesús nos presenta su segunda producción Cubanismo Malembe para Rykodisk, (1997) HNCD 1411, grabada en La Habana en 1996 y con la coproducción de Joe Boyd quien fuera presentado al maestro Alemany por la reconocida etnóloga y musicóloga Lucy Durand: Al igual que la primera entrega esta se compone de una exquisita miscelánea en la que los sones, descarga, guaguancó, la conga y cha cha cha, ratifican el vanguardismo de su música, siendo la orquesta propiamente protagonista fundamental, en virtud de las individualidades de cada uno de sus integrantes, logrando un equilibrio adecuado entre el vigor de su música y la cadencia de lo bailable.

El talento musical esta integrado por Tata Güines, Carlos Godines y Miguel “Anga” Diaz en la percusión, Orlando “Maraca” Valle en la flauta, Carlos Álvarez al trombón, Emilio del Monte en los timbales, Yosvani Terry Cabrera, Leonardo Castellini y Javier Zalva en los saxos, Efraín Ríos en el tres, Carlitos del Puerto Jr. Y Lázaro Rivera “El Fino” en el bajo, Manuel “Guajiro” Mirabal ex - Estrella de Areito, Luis Alemany y Luis Alemany Jr. en las trompetas, Roberto Vizcaíno congas, bongos, timbales, Dave Patman bongo, Yonder Peña Llovet timbales, Jorge Luis Rojas Rojitas y Fernando “El Jibaro” Ferrer vocalistas.

Temas: Mulence, Salsa Pilon, Montuno Alegre, El Preguntón, Now in Marianao, Cubanismo llegó, Danzón “Daulena”, Mar y Tierra y Malembe.









CUBANISMO - REENCARNACION

Consolidado con sus dos primeras producciones y de la mano de nuevos planteamientos, Alemany retorna en 1998 con un tercer trabajo CUBANISMO REENCARNACION para Hannibal Rykodisk, en el que, fiel a su estilo continua reactualizando viejos temas con su sello personal, en el que convergen tradición, sabor y vanguardia.

La agrupación presenta algunos cambios respecto a su conformación inicial, con el ingreso de un pianista de excepción: Ignacio “Nachito” Herrera quien reemplaza a Don Alfredo Rodríguez. Asimismo, el bajista Carlos del Puerto Jr. Cede la posta a su Sr. Padre el Ex – Irakere Carlos del Puerto. Finalmente se adiciona como nuevo vocalista al Sr. Rolando “Rolo” Martínez López, reconocido y talentoso cantante de consideración especial, nacido en Cayo Hueso en 1935, ex integrante de las agrupaciones de Chapottin y sus Estrellas así como Ernesto Duarte. Destaca en los números Canto al Monte y El Platanal de Bartolo.

La producción corre a cargo del propio Alemany, Jerry Boys y Joe Boyd y la conformación en su esncia se mantiene con Jesús como director, compositor, arreglista, trompeta, percusión, Adalberto Lara “Trompetica” trompeta, Luis Alemany “El Tío” trompeta, Yaure Muñiz trompeta, Carlos Alvarez “Afrokan” trombón, Sergio Luna Longchamp trombón, Cesar López saxo alto, Alfredo Thompson saxo tenor, Javier Zalva saxo barítono, Orlando “Maraca” Valle flauta, Ignacio Herrera al piano, Pancho Amat al tres, Carlos del Puerto bajo, Tata Güines en las congas, Tomas Ramos Ortiz “El Panga” congas, Alberto “La Noche” Hernández bongo, Carlos Godinez clave y güiro, Emilio del Monte timbales, “Rolo” Martínez, Fernando Ferrer y Bernardo Alemany vocalistas, Juan de la Cruz “Coto” voz, Lázaro Miguel Rodríguez coro, Arreglistas: Ignacio “Nachito” Herrera, Jesús Alemany y Reynaldo Crespo.

Composiciones: 1 El Platanal de Bartolo 2 Mambo UK 3 El Paso de Encarnación 4 Ibiono Utereran 5 El Perico 6 Jamming in Nijmegen 7 Canto al Monte 8 ¿Dónde esta Coto? 9 Mimí 10 Con Maña se Rompe 11 En las Delicias









CUBANISMO – CUBANISMO IN NEW ORLEANS

Tiempo después surge la cuarta producción de Jesús denominada MARDI GRASS MAMBO CUBANISMO IN NEW ORLEANS (Hannibal/Palm Pictures), considerada por los entendidos como uno de sus mejores trabajos, un ambicioso proyecto en el que Cubanismo nos presenta la conexión y conjunción de dos expresiones musicales vale decir Cuba y Nueva Orleans. A entender de muchos importante por el concepto aplicado, presentándonos temas que entremezclan las reminiscencias musicales entre estas dos culturas. El atrevimiento de Alemany rinde frutos de éxito, merced a su defensa por la excelencia de la música.

Este trabajo que fue inspirado en base a un concierto ofrecido por la banda en New Orleans en 1997 cuenta con la colaboración de Gleen Pastcha y Mark Bingham y fue grabado en 1999. Como atracción especial se incluye al reconocido vocalista de Jazz de New Orleans John Boutte – The Yockamo All Stars. La selección de temas recoge clásicos del jazz con el estilo particular de Alemany.

La plantilla musical es la siguiente: Jesús Alemany líder y trompeta, Jose “Ite” Jerez en la trompeta, Carlos Álvarez trombón, Jorge Maza en la flauta, Efraín Ríos en el tres, guitarra y coros, Nachito Herrera piano, Roberto Riveron bajo, Emilio del Monte timbales, Carlos Godines güiro, claves, maracas, campana, Tomas “Panga” Ramos congas y claves, Alberto Hernández bongo y campana,  Invitado especial Yosvany Terry saxo alto

La selección de temas es la siguiente: María Laveaux, Mother in Law, Paso en Tampa, Shallow Water Suite: Shalow Water/Iko  Iko/Shalow Water Rumba, Mardi Grass Mambo, Gumbo Son, Cuborleans, Nothing Up My Sleevee, Monteorlines, Alemañy`s Boogallo, Rampart Street Rumba y “It do me Good”, con solos de piano por cuenta de Nachito Herrera y trompeta de Alemany.







CUBANISMO – GRETTINGS FROM HAVANA

Realizado en el 2007. Para este tiempo Cubanismo consolida aún más su reputación como una de las más populares bandas de música tradicional Afrocubana, contando con una importante audiencia en los Estados Unidos de la mano de constantes giras en un primer momento, pero que debido a temas ajenos a la música, relacionados al intercambio cultural entre Cuba y los Estados Unidos, la agrupación no fue autorizada a retornar a dicho país.

A pesar de ello, con el auspicio del sello discográfico AIM, quien tuvo la visión de relanzar Cubanismo al estudio de grabaciones después de seis años, se asegura de que el nuevo álbum tenga suficiente distribución en los EE. UU. Como es nuestro parecer sería lamentable que por intereses ajenos al arte, se prive a la audiencia la posibilidad de acceder a una de las producciones más destacadas del colectivo cubano hasta esa fecha. Manteniendo su estilo, pero un tanto inclinado al Latin Jazz en relación a sus anteriores trabajos, Alemany no ha sacrificado la autenticidad que lo caracteriza desde sus inicios.

La amalgama de sonoridades en este disco evidencia exquisitez, potencia y mucho sabor. La agrupación se lanza diestramente entre los ritmos afrocubanos de la mano con la lírica propuesta para cada uno de los temas, siendo considerada una de las más grandes instituciones musicales que ha dado Cuba al mundo. Y la crítica especializada así lo entendió, nominando este CD para el premio Grammy en el 2007 como Mejor Álbum de Música Tropical Latina.

El repertorio esta constituido por temas como Calor en Santiago, El Solar, Petit Mambo, Paloma sin Nido, Congo Real, Descarga Caliente, Celebrando, Présteme su Mujer, Idilio, Mi Proposición y Estiro Bastidores
El talento musical está constituido por: Jesús Alemany líder, trompeta y flugelhorn, Eduardo Rodríguez trompeta, Carlos Álvarez trombón, Jorge Maza saxo barítono, tenor y flauta, Rolando Pérez Pérez saxo alto, Joel Cuesta congas, Eduardo Laboy bongos, campana y percusión, Luis Valiente “Betún” timbales, Roberto Riveron bajo, Pablosky Rosales tres, Rodolfo Argudin “Peruchin” piano, “Rolo” Martínez voz, José de Jesús Hernández “Laito” Voz, Jesus Cantero Voz. Invitados Coco Freeman coro, Pedro Lugo “Nene” vocal, Raúl Verdecía guitarra eléctrica, Pancho Terry  chekere.






CUBANISMO – “EN VIVO EN EUROPA”

Para Diciembre de 2011 somos gratamente sorprendidos por una producción de alto nivel y grabada en vivo!!! Un nuevo álbum de Cubanismo. Después de cuatro años, Jesús produce, compone, y dirige para su orquesta durante su gira por Europa presentándose en diferentes locaciones.

El repertorio recoge algunos temas de la anterior producción como: Congo Real, Idilio, Petit Mambo, descarga Caliente y adiciona Yo soy tu Papi, Déjate de Cuentos, Salsa a la Manzana, La Proposición, Tumbao de Cachao.

Que podemos decir de este trabajo? Ratificar la calidad a la que siempre nos tiene acostumbrado el grupo, música contundente, potente y con sabor. No creemos exagerar en nuestras apreciaciones, al afirmar que esta es una de las grandes bandas de estos tiempos, sino apreciémosla escuchando en este –hasta el momento- su mas reciente trabajo, contando con excelentes músicos como Heikel Fabián trombón, Eduardo Rodríguez trompeta, David Suarez saxo y flauta, Cecilio Vadilo saxo barítono, Jorge González bajo, Irving Ferreyro piano, Joel Cuentas congas, Eduardo Laboy bongos, Karel Paez timbal, cantantes Don “Rolo” Martínez, Laito Hernández, Tirso Duarte y Carlos Pimienta






De lo expuesto podemos concluir que Jesús Alemany y Cubanismo

Aparece y responde a la necesidad de un público ávido por acceder en estos últimos tiempos y desde 1996, nuevas vetas en calidad musical frente a proyectos adversos, en los que lamentablemente la música hecha por encargo ha tomado posesión del mercado.

Sus discos -sin excepción alguna- constituyen trabajos bien elaborados y de nivel, apreciables en la extensión de la palabra, constituyéndose actualmente en una de las agrupaciones abanderadas, no solo en cuanto al rescate de la música y reactualización del Son, sino además por el dominio de sus ritmos de origen, asi como Latin Jazz, donde convergen sabor, tradición y vanguardismo. 

Musicalmente, considero –en modesta opinión- que Alemany y Cubanismo han logrado cohesionar en este último proyecto en vivo, la musicalidad de la Salsa con la tradición y fuerza de lo cubano, el resultado es por demás auspicioso. Para muestra, se sugiere dar una revisión al disco, en el que disfrutaremos de temas como Salsa a la Manzana, Congo Real, Petit Mambo, Idilio, Descarga Caliente, Estiro Bastidores, Présteme su Mujer, entre otros, temas que resumen musicalmente todo lo anteriormente expuesto.

No podemos concluir esta nota, sin antes mencionar a dos personas gravitantes en todo el proceso de esta organización musical y nos referimos a la labor desempeñada por la manager del grupo la Srta. Susie Lopez y al brazo derecho de Jesús el Ing. De Sonido Mark Peters, responsable directo de la excelente calidad de audio con que fueron grabados los temas del grupo durante la gira.

Finalmente, recordar que en Abril próximo se celebraran 20 años de aquella primera sesión de grabaciones y aunque ha corrido mucha agua bajo el puente, la calidad y vigencia musical de este colectivo permanecerá en el tiempo, siendo además referencia obligada para las nuevas generaciones amantes del género.


                   CUBANISMO: EL PODER DE LA MUSICA AFROCUBANA




Ruswell Carpio Sanz
Lima - Perú