domingo, 29 de junio de 2014

SEMBLANZA DE HÉCTOR LAVOE


HÉCTOR LAVOE: ETERNO "CANTANTE DE LOS CANTANTES"

Héctor Lavoe “El Cantante de los Cantantes ”Héctor Juan Pérez Martínez, nombre de bautizo del recordado y querido Héctor Lavoe, nació en el seno de una familia humilde el 30 de setiembre de 1946 en el barrio de Machuelito, Ponce, Puerto Rico. Hijo de Don Luis Pérez y Doña Francisca Martínez.

Desde su infancia vivió difíciles momentos como la perdida temprana de su madre Francisca. Aquel suceso fue determinante en la vida de Héctor. Su padre Luis lo instruyó musicalmente y lo matriculó en la reconocida Escuela de Música Juan Morel Campos. Su padre deseaba que fuera saxofonista, pero Héctor prefirió el canto. En dicho centro de estudios conoció y compartió con el gran Papo Lucca que también estudiaba ahí. Ya desde esa etapa de su vida, tenía como referentes musicales a grandescantantes boricuas como Jesús Sánchez Erazo “Chuito El de Bayamón”, Daniel Santos, Florencio Morales Ramos “Ramito”, Odilio González, entre otros que formaron su estilo de canto jíbaro y melodioso que tanto cautivó a sus seguidores y que fue parte de su sello distintivo. A los 14 años cantaba en su pueblo natal con un grupo, ganando $14 por noche. En ese tiempo frecuentó el Club Suevia de Ponce,donde logró notoriedad.

En 1960, quiso mudarse hacia New York, pero tuvo laoposición tajante de su padre, debido a que el hermano mayor de Héctor que emigró hacia allá, falleció en un accidente. Aún así, en contra de la voluntad de su padre, Héctor llegó el 3 de mayo de 1963 a la “Ciudad de los rascacielos” para empezar su carrera de cantante, siendo recibido por su hermana Priscilla que lo acogió en su hogar, mientras conseguía trabajo.

A mediados de los años 60 Héctor luchaba para abrirse paso en el ambiente musical en la ciudad de New York. Sus primeros trabajos fueron de varios oficios, sin buen pago y de muchas horas de jornada. Una anécdota de dicha etapa, fue que su amigo de infancia Roberto García que vivía en New York, lo invitó al ensayo de una agrupación que estaba en formación y el vocalista interpretaba el bolero “Tus Ojos”, al no hacer un buen trabajo, Héctor le sugirió hacerlo de otra manera. Cantó el bolero para que cantante hiciera los cambios sugeridos. Al ver lo sucedido el director de la orquesta lo contrato inmediatamente como su vocalista principal. Su primera gran oportunidad la obtuvo en 1964 al conocer al pianista Russell Cohen, director de la Orquesta New Yorker en un club de la avenida Prospect en Brooklyn, allí Héctor le cantó a capella unas líneas del bolero “Plazos Traicioneros”, lo cual convenció a Cohen y desde ese momento lo integró a su banda. En 1965, grabó con dicha agrupación el 45 r.p.m. “Esta de Bala” y “Mi china me boto” de la autoría del genial Arsenio Rodríguez. Dicha experiencia lo llevo de regreso a Puerto Rico en 1966, para presentarse con la New Yorker en el Teatro Cayey y en el popular programa de la gran Mirta Silva. En 1966, tomó la batuta en su carrera como cantante, el promotor Arturo Franquees, cambiando su nombre artístico y con el cual quedó inmortalizado como Héctor Lavoe. Luego se integró por un corto tiempo a la orquesta del maestro Francisco “Kako” Bastar, también fue parte de Las Estrellas Alegre en la grabación del trabajo “The Salsa All Stars” en los coros junto a Chivirico Dávila, Yayo El Indio, Chamaco Ramírez, Santos Colón y Camilo Azuquita en 1967. En ese mismo año conoció en el Club Tropicoro al maestro Johnny Pacheco dueño, fundador y director musical del naciente sello Fania que al escucharlo cantar, lo contactó con el entonces novel músico de 15 años, Willie Colón quien buscaba un nuevo vocalista para completar la grabación de su primer álbum “El Malo” Desde ese momento se inició una de las asociaciones musicales más importantes, trascendentales, influyentes y significativas de la historia de la Salsa.




En 1967, salió a circulación el primer trabajo de la dupla Colón – Lavoe para Fania, titulado “El Malo”, el cual contuvo los temas “Chongui”, “El Malo”, “ Quimbombo”, “Borinquen” entre otros. Ese mismo año Lavoe conoció a Carmen Castro, con quien inició una relación amorosa del cual nació su primer hijo José Alberto Pérez en 1968. Lamentablemente en ese periodo Lavoe desarrolló una fuerte adicción a las drogas, la cual nunca pudo superar.

En 1968, grabó su segunda producción junto a Willie Colón titulado “The Hustler”. Los temas incluidos en dicho trabajo fueron entre otros, “Guajirón”, “Que lío”, “Se acaba este mundo”, “Eso se baila asi”; “Havana”. Ese mismo año participó en los dos álbumnes de Fania All Stars, “Live at the Red Garter Vol I” y “Live at the Red Garter Vol II”. En ese año se consolidó la relación con Nilda “Puchi” Román, con la cual se casó en 1969, naciendo en el mismo año su segundo hijo Hector Junior. Puchi ya tenía una hija de un compromiso anterior llamada Leslie, la cual fue adoptada por Lavoe. En 1969 grabó su tercer trabajo con Willie Colón, el cual se tituló “Guisando / Doing a Jod” incluyendo los números “ Guisando”, “No me den candela”, “El Titán”, “Se baila mejor”, entre otros.









Iniciando la nueva década y ya con varias producciones en su haber Héctor Lavoe continuó su ascendente carrera musical con Willie Colón y en 1970 se produjo el álbum “Cosa Nostra” que contuvo los clásicos “Juana Peña”, “Che che cole”, “Te conozco”, “Ausencia”, No me llores más”, “ Sonero Mayor”, “Sangrigorda” y “Tu no puedes conmigo”. Este trabajo discográfico marcó la consolidación del binomio a nivel internacional. Su siguiente producción fue “ The big bread/La gran fuga” de 1971 con el cual consolidaron aún más su éxito con clásicos como “Barrunto” de Catalino “Tite” Curet Alonso “Panameña”, “Abuelita”, “Pa’ Colombia”, “Sigue feliz” y “Ghana’e”. En este mismo año Lavoe fue parte el histórico concierto de Fania All Stars realizado el 26 de agosto en el recordado local “Cheetah” y participó en la película “Our Latin Thing”. A finales de 1971, se realizó la grabación de la producción “Asalto Navideño Vol I” trascendental trabajo que incorporó el instrumento típico de Puerto Rico, el cuatro con la notable participación del gran Yomo Toro. De esta notable producción, destacan los clásicos “Aires de Navidad”, “La Murga”, “Traigo la Salsa”, “Canto a Borinquen”, “Esta Navidad”. Este álbum es considerado el más representativo y emblematico de la temática navideña en el movimiento salsero. Para 1972, siempre bajo el sello Fania grabaron el álbum “El Juicio”, los temas incluidos en este trabajo fueron “ Piraña”, “Timbalero”, “Ah-ah/ o-no”, “ Aguanile”, “Soñando despierto”, “Seguiré sin ti” y “ Pan y agua”. Ya en 1973 salió al mercado la producción “Lo mato” con los números “Calle luna, calle sol”, “Todo tiene su final”, “El día de mi suerte”, “ Guajira Ven”, “La María”, “Señora Lola”, “Junio 73” y “Vo so”. En este mismo año participó como corista para diversas producciones como “Indestructible” de Ray Barretto, “Para mi gente” de Héctor Rivera, “Cada loco con su tema” de la Orquesta Conspiración de Ernie Agosto y “A comer” de Joey Pastrana. Para finales de 1973, se realizó la segunda parte del álbum Asalto Navideño, bajo el título de “Asalto Navideño Vol II” con Yomo Toro nuevamente en el cuatro y que contuvo los temas “Pescao”, “Cantemos”, “Pa’ los pueblos”, “Arbolito”, “Doña Santos”, entre otros. También en ese año participó en los recordados conciertos de Fania All Stars en Yankee Stadium en New York realizado el 24 de agosto y en el recién inaugurado Coliseo Roberto Clemente en Puerto Rico en noviembre de dicho año, donde interpretó de la autoría de Johnny Pacheco uno de sus grandes clásicos e himno del movimiento salsero “Mi Gente”. De dichos conciertos se produjeron tres álbumnes “Latin Soul Rock”, en 1974, “Fania All Stars Live at Yankee Stadium Vol I” y “Fania All Stars at Yankee Stadium Vol II” lanzados al mercado en 1975 y el soundtrack de la película “Salsa” basado en ambos conciertos. Ya en 1974, debido a diversos problemas que causaba la vida desordenada de Lavoe, Willie Colón decidió disolver de la orquesta, dejando a Héctor la opción de quedarse con los músicos y formar su propia agrupación. El último trabajo que realizaron juntos como binomio fue “The good, the bad & the ugly” con la participación especial del maestro Yomo Toro y con la inclusión de Rubén Blades que interpretó “El cazanguero”. Destaca el tema “Que bien te ves” donde Lavoe canta imitando, rindiendo homenaje a uno de sus grandes referentes como cantante, el gran Chuito El de Bayamón. También fue parte de la delegación de Fania All Stars que viajó a Zaire ese año para presentarse en el estadio de Kinshasa que se realizó en el marco de la legendaria pelea entre Muhammad Ali y George Foreman. Esta presentación histórica dió origen a la película “Fania All Stars Live in Africa”. Ese mismo año mostró nuevamente su faceta como corista al participar en el álbum “ Lo Máximo” del maestro Héctor Rivera.









En 1975, Lavoe inició su carrera solista con el LP “La Voz” bajo la producción de Willie Colón. Destacan los números “Paraiso de Dulzura” de su propia autoría, “El Todopoderoso” grabado originalmente en 1971 por el gran sonero venezolano Perucho Torcat, la version de estudio de “Mi gente”, “Rompesaraguey”, son montuno rescatado de la tradición cubana, bajo el arreglo del maestro José Febles y que contó con los notables solos del gran pianista y arreglista afromericano Markolino Dimond y del maestro Ray Maldonado en la trompeta. También son muy recordados los boleros “Tus Ojos” y “Un amor de la calle” y en los cuales Lavoe demostró su gran talento como bolerista . Al año siguiente, también con Willie Colón de productor se lanzó al mercado el álbum “De ti depende” que contuvo el clásico “Periodico de ayer”, composición de Catalino “Tite” Curet Alonso, así como los boleros “Consejo de oro”, “De ti depende” y “Tanto como ayer”. Otros números que destacaron son “Hacha y machete”, “Felices horas” “Mentira” y “Vamos a reir un poco”. Con Fania All Stars interpretó el número “Cuando, cuando, cuando” en el trabajo “Tributo a Tito Rodríguez”. En 1978, reaparece luego un receso en las grabaciones con el LP “Comedia” con la producción de Willie Colón, del cual se convierte en un éxito inmediato el tema “El Cantante” autoría de Rubén Blades y que sería a la posteridad la canción más representativa de “El Cantante de los Cantantes” y otro himno del movimiento salsero. Otros números a destacar son “Bandolera” con un soberbio solo de piano de Gilberto “Pulpo” Colón, “ Tiempos Pasados”, “Songorocosongo”, los boleros “Por que te conocí” y “Comedia”. También para ese año, fue parte del álbum “Fania All Stars Live”. Finalizando la década del 70, en 1979 Lavoe realizó dos trabajos de concepto, el primero una producción donde el bolero fue el protagonista titulado “Recordando a Felipe Pirela” del cual se recuerda temas como “Sombras nada más”, “El retrato de mamá” , “Pobre del pobre” y “Retirada”. Esta producción se caracteriza por lo sofisticado de su orquestación y arreglos que tuvieron a su cargo Héctor Garrido, José Febles y Jorge Calandrelli. El Segundo trabajo a mencionar es “Feliz Navidad, Héctor, Yomo y Daniel” , producción que retomó el tema navideño como eje central y que tuvo de invitado al gran Daniel Santos. Destacan “Joven contra viejo”, “Parranda Fania”, “El lechón de cachete”, “Mr Brownie”. En ese mismo año fue parte del LP “Tributo a Beny More Vol II” del maestro Tito Puente, interpretando “Donde estabas tu”.








Comenzando la década del 80, Héctor retomó la línea salsera en sus producciones y grabó el álbum “El Sabio” producido por Willie Colón y del cual son recordados temas como “Alejate”, “Lloré”, “Plazos traicioneros”, “ Noche de farra”, “Para Ochun”, “El Sabio” y el instrumental “Ceora”. Con Fania All Stars retornó a las grabaciones en 1980 con el número “Ublabadu” del LP “Commiment”. En 1981, produjo y lanzó al mercado el trabajo “Que Sentimiento”, bajo la dirección musical del genial Louie Ramírez. Cabe mencionar que dicho álbum fue el único en que el propio Lavoe fue productor. Destacan en el mismo, “Yo’ta cansa”, “Soy Vagabundo”, “ Amor Soñado”, “El Son” y “No hay quien te aguante”. Graba nuevamente con Las Estrellas de Fania, LP “Latin Connection” el tema “Semilla de amor” arreglado por el maestro Francisco Zumaqué de Colombia. En 1983, se reunió nuevamente con Willie Colón como binomio para el trabajo “Vigilante”, teniendo mucho éxito “Juanito Alimaña” y “Triste y vacia”. Destaca también “Pase la noche fumando” con un gran solo de cuatro de Yomo Toro. Fania All Stars en 1984 presentó el LP “Lo que diga la gente” y del cual destacó mucho “El Rey de la Puntualidad” tema compuesto por Johnny Pacheco especialmente para Lavoe. La próxima producción de Héctor fue “Reventó” para 1985, siempre bajo el sello Fania y del cual destacaron los temas “La Fama” composición del propio Lavoe, “Dejala que siga”, “Cáncer” que contó con Ricardo Ray como invitado especial. En 1986 participó en el LP “Viva la charanga” de Fania All Stars con los temas “Isla del encanto” y “Me voy pa’ Morón”. En 1987 se presentó el que sería su último trabajo como solista, nos referimos a “Strikes Back” del cual se destacan “ Loco”, Ponce”, “Ella mintió”, “ Escarcha” de Johnny Ortiz y “Plato de segunda mesa” de Tite Curet Alonso y el bolero “Taxi”. Ese mismo año se produjeron diversos hechos trágicos en la vida personal de Lavoe, en febrero un incendio destruyó su residencia en Queens, Héctor saltó desde la ventana de su habitación, saliendo herido de la pierna. Días después su suegra es asesinada y su padre fallece a ña semana de reencontrarse con el en Puerto Rico y el 7 de mayo mayo fallece su hijo Héctito Jr, víctima de un disparo accidental que le dio un amigo que limpiaba su revolver. Todos estos hechos mermaron muchísimo el estado anímico del cantante que siguió luchando ante la adversidad. En 1988 fue última participación junto a Fania All Stars en el album “Bamboleo” interpretando el número “Siento” . En ese mismo año, ocurrió un suceso determinante en la vida de “El Cantante”. El 25 de junio se presentó en el Estadio Rubén Rodríguez de Bayamón. El concierto fue suspendido debido a la poca concurrencia del publico, aún en esas circunstancias, Héctor quiso seguir cantando a su pueblo, sin embargo en plena presentación los microfonos fueron retirados y las luces apagadas, finalmente cancelando el concierto. Esa misma noche regresó frutrado al Hotel Regency de San Juan, donde se hospedada y al día siguiente Lavoe tomó la determinación de lanzarse del novena piso de dicho hotel, cayendo sobre unos equipos de aire acondicionado, salvandose milagrosamente, sufriendo multiples fracturas. Se especuló mucho sobre las causas que lo llevaron a tomar tal decision. Desde entonces no volvió a ser el mismo.








Durante los años 90, su salud se fue deteriorando al punto de ya no poder cantar, como ocurrió el 2 de setiembre de 1990, en el concierto organizado de Fania All Stars. En dicha presentación Lavoe fue llevado en sillas de ruedas, se levantó y cuando intento cantar, su voz había desaparecido. Sus amigos y colegas músicos lloraron junto a sus fanáticos. y ya no podían seguir tocando y la función se canceló. En 1992, fue contratado para presentarse en el club “Las Vegas” en la calle 205 de la Avenida Wadsworth en Washington Heights en New York. De dicha presentación se extrajo un audio y video que circuló mucho en dicho año y donde se aprecia a Lavoe muy deteriorado, enfermo, con otra apariencia y con mucha dificultad al cantar debido a una parálisis facial que tuvo a raíz de un derrame, pero enfrentando la situación y entregando su sentir a su publico fiel. Lamentablemente varios empresarios se aprovecharon de su gran deseo de cantar y de su necesidad económica y lo explotaron en sus últimos años de vida. Ese mismo año fue internado en el Hospital de Investigaciones Sophie y William W. Cohen, centro especializado para enfermos de SIDA donde permaneció hasta junio de 1993.

El 28 de junio de 1993 ya en condiciones muy críticas fue llevado al Hospital Saint Clare en New York. Al día siguiente, el 29 de junio Lavoe falleció a los 46 años tras una larga y penosa lucha contra su enfermedad, enlutando y dejando un enorme vacío en el mundo de la música. El 1 de Julio fue velado en la funeraria Frank E. Campbell en la Calle 81 y la Av. Madison. El 2 de Julio se realizó sus honras fúnebres en la Iglesia Santa Cecilia de la Calle 106, entre las Av. Lexington y Park, para luego ser llevado al Cementerio Raymond del Bronx, antes de miles de personas. Nueve años después sus restos fueron llevados a su ciudad natal Ponce, como el lo había pedido.

Héctor Lavoe fue uno de los cantantes más representativos en la historia de la Salsa. Dueño de un talent innato para interpretar con destreza los diversos formatos y ritmos caribeños. Con su estilo desenfadado y genuino representó el sentir de los latinos. Su voz encajó perfectamente con el sonido vehemente y poderoso de los trombones de la orquesta de Willie Colón y a su vez con el sonido ya refinado de su propia orquesta, pasando por la contundencia del sonido de Fania All Stars. Como bolerista fue extraordinario, con un notable dominio de este ritmo que quedó registrado en diversas grabaciones para la historia. Héctor es parte de nuestra vida y sentir. Por siempre mantendrá su influencia y huella con su canto callejero y sentír jíbaro que nunca nos dejará.









Querido por siempre… Hermano Héctor



Angelina Medina 

No hay comentarios:

Publicar un comentario