lunes, 31 de octubre de 2016

EDDIE PALMIERI Y EL PERÚ... SENTIDO REENCUENTRO

Escribiendo con los sentidos y el corazón

Escrito y fotos: Angelina Medina Quiroga


Esperamos largos años 26 años para vivir la experiencia única e histórica de ver en tierra peruana a nuestro eterno héroe musical Eddie Palmieri, lo que sinceramente pensé ya no ocurriría luego de varios intentos y hasta cruzadas que se realizaron para concretar su tan ansiada visita a Lima y que gracias a la productora All Access se dio por fin. La fecha anunciada, 22 de octubre. En octubre si ocurren milagros. 



  
 Eddie Palmieri en el Estadio Nacional compartiendo con el público que vibró con su  explosiva orquesta

Sentimientos a flor de piel...

Ante el anuncio en redes del próxima visita de Eddie Palmieri al Perú, primero nos saltó la duda, el temor que sea solo un rumor mas, ya habíamos pasado por esta experiencia y desilución antes, pero al transcurrir las horas y confirmarlo en la página web del propio Eddie Palmieri todo cambió, desde entonces la felicidad nos albergó totalmente. No podíamos salir de nuestra sorpresa... se dio el "milagro", lo que no se esperaba... nuevamente "El Mesías" en Lima! A prepararnos para tan significativo encuentro. Esto recién empezaba... 


Y El Sol llegó a Lima... 

Como es sabido, la expectativa de la llegada de Eddie Palmieri a nuestra capital creció al transcurrir de los días y al acercarse la fecha del concierto que reuniría mundos musicales distintos como lo romántico representado por Jorge Drexler y Alejandro Sanz y lo afrocaribeño expresado en Eddie Palmieri y Rubén Blades en su despedida de los escenarios.  Ya se aproximaba el gran día... y la emoción crecía...

Rubén Blades llega a Lima el jueves 20 de octubre en la tarde, teniendo un gran recibimiento de parte de sus seguidores, pero quien provocó un gran alboroto en el aeropuerto Jorge Chavez fue definitivamente "El Sol de la Música Latina" al arribar pasando las 7 am del viernes 21 de octubre, fecha sumamente especial para quien escribe por diversos y fuertes motivos, entre ellos el mas importante... el cumpleaños 18 de Salvador, mi amado hijo. La coincidencia no pudo ser mas oportuna como especial.

Volviendo a Palmieri y lo que provocó en los fanáticos, lo que vimos fue la algarabía expresada al máximo nivel y de todas las formas. Seguidores que querían acercarse al Maestro para tocarlos o tomarse la foto o selfie respectivo, conseguir un autógrafos o simplemente saludarlo. Esto es solo el comienzo...

Luego de tan cálido recibimiento,  otros seguidores peruanos y extranjeros se trasladaron al Swissotel lugar donde se hospedó el Maestro Palmieri y sus músicos  y en el cual se realizó la conferencia de prensa pasando el mediodía junto a Rubén Blades, Alejandro Sanz y Jorge Drexler. Seguíamos en Estado Palmieri. 

En la tarde del mismo viernes le dan un importante reconocimiento en el Callao, una estatua que fue inaugurada por el Alcalde de la Municipalidad Provincial del Callao, el Sr Juan Sotomayor y que fuera realizada por la unión de personas allegadas al ambiente musical y admiradores de “El Emperador del Piano”. Nuevamente el tumulto se apoderó alrededor de esta figura transcendental para la música y la emoción también, incluyendo al propio Palmieri. El Callao hacía justicia con este revolucionario musical y cultural. 

Definitivamente aquel 21 de octubre fue un día diferente, viviendo con emoción y alegría el tener cerca de alguna forma a quien con su música a aportado constantemente a mi vida, no solo en lo musical. Eddie Palmieri, al igual que su hermano Charlie van mucho mas allá de la música y la discografía, su vida, trascendencia y obra son parte esencial de mi desarrollo personal. 

Y "El Mesías" estremeció el Estadio Nacional 

Llegó el día mas esperado en años, 22 de octubre,  lo que muchos ansiábamos presenciar y que motivó incluso la visita de amigos del extranjero con quienes tuvimos la fortuna de compartir muchas vivencias. Eddie Palmieri tiene ese poder de convocatoria y con total contundencia demostró el porque es la figura mas importante en la música latina en la actualidad, desde hace muchos años. El Maestro advirtió que venía con toda su "potencia concentrada" y si que cumplió su advertencia. Era el momento de gratificar todo lo hecho en tantos años de trayectoria y contribuciones a la música que amamos y darle el reconocimiento que le es tan meritorio. 

El Maestro apareció en escena y el público asistente lo recibió con toda la calidez que desde hace tantos años quisieron expresar. Eddie Palmieri inició su presentación con estas palabras: “Han pasado veintiséis años que no he tenido el honor de volver a su país, pero esta noche me voy a desquitar”. Lo hizo y con toda fuerza. 

A continuación el Maestro evoca y dedica a su esposa Iraida fallecida en el año 2014 el tema “Lila” el cual nos lleva a sentimientos profundos y marcados, bajo la ovación del respetable empalma inmediatamente con “Pa, la Ocha Tambó” contando con la parte vocal de Hermán Olivera en un sólido despliegue vocal y escénico, a su lado en el coro nuestro crédito Renzo Padilla, destaca en el solo bajo el gran Luques Curtis para luego dar paso al Maestro Palmieri en el solo respectivo para ya cerrar con Jimmy Bosh y su ya clásico estilo de ejecutar el trombón. El Maestro Palmieri estaba dichoso, bromeaba con sus músicos e incluso bailo y nosotros eramos felices viéndolo a él. 



                          El Maestro Palmieri en pleno solo de piano. Todo sentimiento y expresión



    
 Eddie Palmieri bailando y Nelson González en el tres. Química y complicidad musical en el escenario

Otros temas que disfrutamos a plenitud fueron “Pa’ Huele”, con Nelson González en el solo de Tres, también destacaron Jonathan Powell en el solo de trompeta, siendo uno de los músicos que más no llamo la atención. Otro número que no podía faltar el clásico “Muñeca” y el Maestro Palmieri nos ofrece otro solo de piano bajo su sello tan particular, respaldado por Nelson González y Luques Curtis en el bajo, con quienes se aprecia claramente una gran complicidad musical. Empata Johnny Rivero en las congas, aumentando la fuerza y presión percusiva de la banda que dejó la valla muy alta en el concierto de despedida de Rubén Blades. Otro momento cumbre en “Muñeca” fue el contrapunto entre Jimmy Bosh y Jonathan Powell en los solos de trombón y trompeta respectivamente.

También destacamos “La Malanga” con Luques Curtis nuevamente mostrando su virtuosismo en el bajo y el Maestro Palmieri interactuando con el público, para luego solear en el piano, siempre secundado por Nelson González. El solo percusivo estuvo a cargo esta vez por Camilo Molina en el timbal, joven percursionista que posee mucha contundencia en su toque. Nuevamente se luce en la trompeta Jonathan Powell, cuanta energía tiene su ejecución lo que lleva a la banda a una furibunda descarga musical. Seguimos maravillados ante tanta potencia orquestal. El Nacional sucumbía ante vigor musical y de tal forma que en varios momentos se vitoreaba su nombre y apellido, todos contagiados del efecto Palmieri. 


     
            Eddie Palmieri en pleno solo de piano y nosotros absortos disfrutando de tanto virtuosismo

                                           


Otro momento para el goce fue escuchar “Palo pa’ rumba” con Jonathan Powell en la trompeta. Posteriormente el Maestro llama a tocar la clave, compartiendo con el público, transmitiendo felicidad de poder al fin reencontrarse con el pueblo peruano. Otra vez  sosteniendo a la orquesta Luques Curtis en el bajo para dar paso a Johnny Rivero en las congas y a Joe Fiedler en el trombón y nuevamente la orquesta respaldando con total intensidad.




                       Definitivamente la orquesta del Maestro Palmieri es "La banda que manda"



                       "El Mesías" y su extraordinaria orquesta que estremeció el Estadio Nacional 


Faltaba aún más… Llegamos a “Oye lo que te conviene” de los temas que más disfrutamos y esperábamos esta histórica noche. En esta pieza antológica para la música, apreciamos en el solo de Timbalitos al legendario Nicky Marrero quien también asumió la ejecución del bongó. También apreciamos el lucimiento de Louis Fouché en el saxo y la orquesta acompañando con total energía “in crecendo” la intensidad de la misma.

Ya casi para terminar, el Maestro nos regaló “Vámonos pa’l monte” con  Louis Fouché en el saxo, Joe Fiedler en el trombón y un “mano a mano” entre Camilo Molina y Nicky Marrero, para llegar al momento cumbre con la ejecución de los vientos a cargo de Jimmy Bosh, Joe Fiedler, Jonathan Powell y Louis Fouché. Estábamos ya en el éxtasis musical. Ni bien terminando  “Vámonos pa’l monte” empalmó con “Camagueyanos y Habaneros” con el destaque de toda la percusión de la orquesta en un contrapunto entre Camilo Molina en el timbal y Nicky Marrero en el timbalito, para luego lucirse Johnny Rivero en las congas. Luego de toda esta vorágine musical, en el cual se destaco la orquesta en conjunto, como cada uno de sus integrantes, el Maestro Palmieri tocas las notas que lo caracterizan y anuncian el cierre de su ya histórica e inolvidable presentación en el Estadio Nacional que retumbó ante la presencia y “potencia concentrada” de esta figura central para la música y cultura latina, marcando un antes y un después en la Salsa en el Perú.

Luego de tan apoteósico espectáculo musical, algo que estoy segura no se ha vivido en nuestro país en años, se sienten pasos... es posible que se cumpla al menos parte del pedido del Maestro... “Yo "Quiero que hablen con el empresario y díganle que no espere 26 años más.  Y como no vine por 26 años, quiero venir por los próximos 26, una vez cada año”  

Ya el Alcalde del Callao comprometió al Maestro para el próximo Festival Chim Pum Callao, están los videos como prueba. Esperamos que cumplan su palabra, el festival aún esta en deuda. 

Gracias vida, gracias música... 

En lo personal fue una vivencia mas que especial... esto vas mas allá de la música... cumplí el sueño de hablar unos minutos con el Maestro y expresarle mi sentir y gran admiración, (lo que no pude hacer en Medellín) pero lo que mas me emocionó fue que conociera a Salvador , comentarle que él un joven autista escuchaba su música, sus discos, que lo ayudaban a conectarse con el mundo y a desarrollarse como ser humano, que lo hace feliz. Esto es de suma importancia por que hay la errada idea que las personas con habilidades diferentes o especiales y en particular con Autismo no sienten, ni expresan sentimientos, lo que es totalmente falso, una vez mas Salvador como otros niños o jóvenes nos da una gran lección, por eso y mas hay que enfatizar la sensibilización hacia estas maravillosas personas. 




                         Encuentro con el Maestro Eddie Palmieri... la emoción me embarga


Maestro Palmieri,  nunca dejaré de agradecerle el gesto de dedicarle un autógrafo y tomarse unas fotografías con Salvador Rodrígo. Esto no tiene precio y siempre llevaré en el corazón. 



                        Autógrafo para Salvador... Gracias Maestro por tan significativo gesto y regalo

Eddie Palmieri es mucho mas que todas las extraordinarias grabaciones hechas, que todo su aporte a la contribución a la evolución de la música afrolatina o como ya bautizó "afromundial", a todo el concepto vanguardista, complejo, progresivo, experimental al mas alto nivel que desarrolló, a todos los premios y Grammys obtenidos, el Maestro es parte nuestra de forma intrínseca, solo ver su imagen causa grandes emociones y sentimientos, su obra musical nos evoluciona y ayuda a personas especiales, Salvador es prueba de ello y así hay otros casos. Personajes como Eddie Palmieri, al igual que su hermano e influencia Charlie, eterno "Gigante del Teclado" poseen una luz especial, virtuosismo y calidad humana, por eso y mas solo aparecen una vez en la vida y gracias a la misma y la música (mi eterna compañera y amiga) es que pudimos verlo en nuestra patria 26 años después y ser parte de alguna forma de esta ya histórica visita que nos marcó para siempre. 

Repito... gracias música por darme tanto... 

Gracias Maestro Eddie Palmieri por ser parte nuestra, está en nuestro corazón. 

Angelina Medina Quiroga






 

lunes, 8 de febrero de 2016

PARTIÓ MELÓN LA VOZ SONERA DE MÉXICO

El año 2016 se va presentando como el mas implacable en perdidas para el mundo de la música... hoy en la madrugada del lunes 8 de febrero partió a la eternidad a los 85 años, uno de los grandes e indispensables referentes de la música tropical mexicana, Luis Ángel Silva "Melón" cantante de notable y dilatada trayectoria quien en 1958 conformó con el percursionista Carlos Daniel Navarro "Lobo" el legendario y emblemático binomio Lobo y Melón quienes crearon una expresión musical muy particular basado en la fusión de música cubana y el bebop dando como resultado el recordado estilo "Chúa chúa", logrando el reconocimiento y la internacionalización a inicios de los años 60's y consolidando su figura como protagonistas de la historia del movimiento musical del país azteca. Melón cimentó su carrera grabando y alternando con grandes de la música en sus diversas épocas, incluso en pleno movimiento salsero son memorables los trabajos hechos junto a Johnny Pacheco, mostrando una vez mas su gran talento como interprete y sonero. Nuestro homenaje a tan representativo protagonista quien con su concepto y cantar único aportó mucho al desarrollo de la musicalidad tropical mexicana y latinoamericana. Hasta pronto Maestro. 


                                                  El binomio Lobo y Melón formado por el percursionista  Carlos Daniel  Navarro                                                                                                                       "Lobo" y Luis Ángel Silva "Melón" en la parte vocal
Escrito por: Angelina Medina                                                                                                                                     

miércoles, 11 de noviembre de 2015

CHIVIRICO DÁVILA: EL SONERO DE LA VOZ ETERNA



Hablar de Rafael Dávila Rosario “Chivirico”, es mencionar a un intérprete y sonero notable que manejó con toda solvencia todos los ritmos, variantes y sonoridades musicales afrocaribeñas. Durante su particular carrera musical abarcó participaciones en muchas orquestas de renombre y así mismo desarrolló carrera propia como solista importante, consolidando su presencia en la historia de la cultura y música del Caribe. Este es nuestro humilde, pero sentido reconocimiento a una de las más grandes voces que dio la Música Afroantillana en todos los tiempos.



La historia de este sonero que recorrió parte del mundo con su hermosa voz y picardía se originó el 02 de agosto de 1924, según los entendidos en el barrio de Villa Palmeras en Santurce, Puerto Rico. Otros mencionan que su nacimiento fue en Puerta de Tierra San Juan,  pero que al poco tiempo se crío en Villa Palmeras. Su padre fue  Eustaquio Dávila oriundo de Loíza y su madre Juana Rosario de Bayamón. Desde temprana edad tuvo inclinación hacia la música, primero cantando en un trío, luego en cuartetos como el Cuarteto Mayarí. A la edad de 15 años se unió al Conjunto Moderno de Roberto Salgado. Sus inicios a nivel profesional se dieron con las orquestas de Rafael González Peña y de Rafael Elvira. El origen del apelativo Chivirico se dio cuando su amigo Orlando Guerra “Cascarita” lo bautizó de dicha forma ya que lo relacionó con una mermelada que existía en La Habana (Cuba) llamada “Chivirico con pan”, la anécdota cuenta que en el momento en que estaban realizando una grabación, el productor de la misma le preguntó a Chivirico por su nombre, él le contesta, a lo que el productor dice “pero aquí a todos se llaman Rafitas” … en eso intervino Cascarita y le mencionó: “Si este es más popular que un Chivirico en la Habana, pues ponle Chivirico” y así nació el sobrenombre que caracterizó a este legendario cantante. En su enorme historial como artista mencionamos sus grabaciones con la Orquesta de Miguelito Miranda “Oye Chama” y “Sube y Baja, también con el maestro Luisito Benjamín. A finales de los años 40 formó parte de la orquesta de Carlos Molina. También en dicha época grabó con la Orquesta de Frank Madera los temas “Que venga el mambo” y “Adivina tú”. En dicho periodo viajó con la agrupación de Molina a varias islas del Caribe como Saint Thomas, Martinica, Puerto España (Trinidad y Tobago), Puerto Príncipe (Haití), Cayena (Isla del Diablo), incluyendo al Brasil por el lado de Sudamérica.
En 1950, se le presentó la oportunidad de obtener un contrato para actuar por una temporada como solista en Uruguay con la Orquesta de Laíto Castro, una agrupación cubana que ya radicaba en dicho país. En New York integró por un breve periodo la reconocida agrupación del maestro Johnny Seguí & Los Dandies, para luego en 1956 pasar a las filas de la Orquesta del maestro Dámaso Pérez Prado en calidad de vocalista principal, sustituyendo al gran cantante cubano Antar Daly, esto sucedió en Uruguay. Con la banda de Pérez Prado, Chivirico paseó su innato talento vocal e interpretativo a diversos países, en una extensa gira que incluyó diversos países de América del Sur. En Buenos Aires (Argentina), recibió la propuesta para actuar en Chile e integrar la recordada Orquesta Huambaly.
Durante dicha gira con Pérez Prado decidió dejarlo para instalarse en Ecuador, continuando su periplo junto a la Orquesta de Blacio Junior y la Orquesta Huambaly. Con Huambaly realizó otra dilatada gira por Europa, incluyendo Francia, Grecia, España, Italia y la Isla de Capri. En dicho periodo en el cual Chivirico radicó por años en Ecuador, alternó presentaciones y estadías a otras tierras Sudamericanas como Chile y Perú. Es justamente en dicho ciclo de su vida que  establece un nexo con el Perú, viviendo una corta estadía en nuestro país a mediados de la década del 50 y en el cual grabó con las Sonoras de Lucho Macedo, Ñiko Estrada y la Sonora MAG. Ya en 1960 justamente desde Perú retorna a Estados Unidos, primero a Miami y luego a New York, desde entonces se vinculó y grabó iniciando los años 60 con grandes agrupaciones como la del maestro Orlando Marín, Francisco “Kako” Bastar, Ricardo Ray, Willie Rodríguez, Oswaldo “Chihuahua” Martínez, Tito Puente, Johnny Pacheco, Mike Hernández,Tico All Stars, Joe Cotto, Puerto Rican All Stars, La Playa Sextet, Alegre All Stars, Louie Ramírez, Johnny Sedes, Randy Carlos, Ray Barretto, entre otros. Igualmente a comienzos de tan importante década, exactamente en 1960, realizó su primer trabajo solista titulado "Aquí esta Chivirico cantando Belinda" para el sello Ammex (LP 507)


                                         Producción “Aquí esta Chivirico cantando Belinda” 1960, sello Ammex (LP 507)

Hay un capítulo interesante en la carrera musical de Chivirico, su asociación con Ricardo “Richie” Ray por encargo de Carmelo Fonseca, dueño del sello Fonseca, (disquera en el que se realizaron las primeras grabaciones de Richie Ray y Bobby Cruz), quien pagaba el asesoramiento y entrenamiento para el perfeccionamiento como cantante de Cruz, el cual estaba en sus inicios y en palabras del propio Chivirico, era bastante desafinado y descuadrado. Según Fonseca, pagó 200 dólares diarios para la enseñanza del arte y manejo del canto sabroso que identifica a la Música del Caribe. Al escuchar varios temas vocalizados por Bobby en su etapa primigenia con Richie Ray, podemos apreciar claramente la influencia directa del gran Chivirico, por ejemplo en expresiones que menciona en su cantar como “caina, caina, bongó…” y como bien se recuerda, también en dicha etapa Chivirico Dávila grabó y dejó su hermosa voz para la posteridad con este importante binomio, algunas producciones como “On The Scene With Ricardo Ray”  en 1965 (SLP-1107),  “A Goza with Ricardo Ray 3 Dimensions” en 1965 (SLP-1109) para Fonseca Records y “Se Soltó / On the Loose”  en 1966 (SLPA 8500) para Alegre.
                                             
                                     

                                  
                                          Trabajo “On the Scene with Ricardo Ray” 1965, Fonseca Records (SLP-1107)


                                                Producción “A Goza with Ricardo Ray 3 Dimensions” 1965, Fonseca Records ( SLP – 1109)


                                                       Trabajo “Se Soltó On The Loose” 1966, Alegre Records (SLPA- 8500)

Chivirico en la década del 70 prosiguió grabando y siendo requerido por otras agrupaciones como la del pianista Monguito Santamaría (hijo del maestro Ramón “Mongo” Santamaría), también con las orquestas del saxofonista Manolín González, Joey Pastrana, Rafael Cortijo, Kako Bastar, Joe Cuba, Fania All Stars, Markolino Dimond, Alegre All Stars y en 1981 grabó el que sería su último trabajo discográfico en general como cantante de los líderes Tony Fuentes y Joseph “Papy” Román percursionista y trompetista respectivamente de la Orquesta Guarare.
Una de las características de este extraordinario sonero y bolerista, fue su calidad interpretativa, modulando con mucho dominio su voz y manejando el gran carisma que lo llevó a ser convocado por tantas orquestas y luminarias de la música latina en distintas etapas, tal como lo demuestra su extensa discografía con orquestas de renombre y en solitario. Chivirico con su estilo tan peculiar, como sabroso y contundente, transitó por estilos y sonoridades, diversos, definidos por las agrupaciones antes mencionadas. Desde el formato de las Sonoras con las cuales grabó en Perú, así como orquestas, All Stars, Charanga y Sexteto, todos con conceptos musicales diferentes, pasando a su vez por periodos tan marcados como lo fueron las décadas del 60, 70 y 80.
Un claro ejemplo de ello es su participación en el álbum “Beethoven’s V”  (CS-1075) del genial Markolino Dimond, quien junto al irreverente Frankie Dante y una constelación de virtuosos instrumentistas bajo la producción del maestro Larry Harlow crearon una obra  fundamental y trascendente para el movimiento salsero en 1975. La contribución de este sensacional intérprete boricua fue absolutamente importante, siendo protagonista y demostrando que un cantante de sus quilates y trayectoria podía asumir con toda autoridad el sonido, vehemencia, irreverencia, contundencia orquestal y de arreglos de vanguardia que presenta esta icónica producción de Salsa.
            

      
                            “Beethoven’s V” Markolino Dimond con Frankie Dante, Cotique Records 1975 (CS-1075)

Otra demostración de su versatilidad y dominio como interprete, fue su contribución para el álbum “Ritmos y Cantos Callejeros” de los inmortales y legendarios Rafael Cortijo y Francisco “Kako” Bastar que lanzaron en 1970, creación que reivindica sus raíces musicales, en torno a la Bomba y Plena. En pleno auge y desarrollo del boom salsero, esta propuesta fue más que arriesgada, en base a una sonoridad netamente percusiva, que ensalzó estos ritmos boricuas, manteniendo su esencia más pura. Este trabajo se caracteriza por no contar con una conformación orquestal ya que estos maestros de la percusión fueron acompañados solamente por los destacables aportes de Paquito Pastor en el piano y del maestro Bobby Rodríguez en el bajo. En ese sentido, la voz de Chivirico se siente a toda cabalidad, llevándonos en un viaje musical a la cultura de su tierra y su gran riqueza. Esta obra maestra para su tiempo lamentablemente no fue entendida a nivel masivo, ni tuvo la difusión debida, ya que la creciente e imparable industria dominada por Fania, ocultó producciones y conceptos de este nivel, ya que acaparó toda la atención discográfica y de medios publicitarios, además la generación que vivió aquel momento de los inicios y consolidación del movimiento salsero, estuvo orientada hacia otro tipo de sonoridades de corte orquestal agresivo, predominando en especial la fuerza de los trombones. Afortunadamente, los tiempos cambian, se transforman, evolucionan y en este caso (con los años), esta producción alcanzó la valoración e interés que amerita por parte de estudiosos y melómanos, siendo hoy por hoy una realización de culto.


                       Álbum “Ritmos y Cantos Callejeros” Rafael Cortijo y Kako Bastar, sello Ansonia (SALP 1477)

Justamente, en esta década tan relevante, Chivirico realizó varios discos como solista, todos grabados por Cotique Records, siendo el primero de esta serie el titulado simplemente “Chivirico” 1971 ( CS1061), que contó con los arreglos de los maestros Louie Ramírez y Javier Vázquez, luego vendrían “Chivirico… De nuevo” 1972 (CS 1066), que contaría igualmente con ambos arreglistas, “Chivirico” 1973 (CS-1073), con el genial Jorge Millet en los arreglos, para 1974 grabó un trabajo de Boleros denominado “ Vendré por ti”  (CS-1076), con Millet en los arreglos. Igualmente este notable pianista produjo, arreglo y participó al piano en 1976 en el álbum “Para mi Gente” (CS-1084), en 1977 el maestro Larry Harlow produce el trabajo “Brindando alegría”  (CS-1092), con los arreglistas a Eddie Martínez, Louie Cruz, Louie Ramírez, Marty Sheller y Sonny Bravo y en 1978 grabaría su último álbum en calidad de solista, denominado “Nuevos Conceptos/ New Concepts” (JMCS-1099) producido por Richie Ray y Bobby Cruz.


                                                                                Álbum “Chivirico” 1971 Cotique ( CS1061)

                       

                              
                                                                                                            Trabajo “Brindando Alegría” 1977, Cotique (CS-1092)
                       
     
                                                                       Producción “Onda Típica” Orquesta Guarare, 1981, Inca (JMIS 1078)

Lamentablemente, luego del trabajo “Onda Típica” de la Orquesta Guarare en 1981, grabado para Inca Records (JMIS 1078), en el que comparte voces con Ángel “El Papo” Santiago,  no se supo de otras grabaciones hechas por el Sonero de Santurce. En plena era de los 80’s, la presencia de nuestro querido Chivirico pasó desapercibida y no pudimos seguir disfrutando de su estilo inigualable e inconfundible en su canto. La música afroantillana perdió mucho con este alejamiento, tal vez forzado,  ya que los tiempos de la Salsa dura o tradicional pasaban por una clara etapa de decadencia y con el transcurrir de los años muchos de sus exponentes fueron tomando otros rumbos, inclinados hacia lo romántico, sensual y hasta erótico, reprobable a todas luces. En ese aspecto, los intereses musicales eran otros y direccionados al apoyo de  cantantes nuevos, como otros consolidados quienes tuvieron que deponer su estilo original para dar paso al interés comercial impuesto por las disqueras. Este aspecto marginó casi hasta la desaparición a soneros de estirpe y valía, causando un vacío importante en la calidad de los discos hechos en dicha etapa y reforzando el declive del movimiento salsero genuino.

Ya a inicios de la década del 90, exactamente en 1994, Chivirico se reúne con el maestro Orlando Marín para realizar una presentación en Cali (Colombia), esta sería la segunda ocasión que visitaba tierra Caleña, ya que anteriormente lo hizo con la Orquesta de Joe Quijano. Este reencuentro con Marín se dio nuevamente el 4 de julio de 1994, junto al gran Frankie Figueroa, Al Santiago y Alegre All Stars, con algunos de sus integrantes originales. Esta presentación que sería la última, se llevo a cabo en Orchard Beach, en el Bronx, New York. A los pocos meses, el 05 de octubre de dicho año, nos dejó fisicamente debido a un fulminante ataque cardiaco, en su vivienda ubicada en el Bronx.
El legado de Chivirico es enorme, fue un artista que tuvo varias aristas, la de cantante, interprete, sonero, bolerista, compositor y corista. Como autor nos regaló cortes musicales de calibre como “La Guarachera” vocalizado por la “Reina Rumba” Celia Cruz junto a “El Rey” Tito Puente, en el álbum “Cuba Y Puerto Rico Son...” para Tico (SLP-1136),  "Ritmo Bembe" (entre otros temas), con Orlando Marín en el trabajo discográfico “Se te quemó la casa” de 1961, para Alegre Records (LPA 814).
Reiteramos nuestra admiración hacia tan trascendental exponente de la música afrolatina, cuya presencia e influencia e interpretaciones siguen vigentes en cada unas de sus grabaciones, llenas de sabor, cadencia, intensidad, sentimiento, versatilidad, dominio, improvisación y entrega, con una vocalización limpia y ostentosa en matices. Por eso y mas,  siempre será una referencia a seguir en el glorioso arte del canto y soneo, facultad que no todos poseen y en el cual Rafael Dávila Rosario, simplemente CHIVIRICO FUE UN MAESTRO.

“………CANGREJERO, CANGREJERO SOY
SOY DE SANTURCE, LO DIGO YO…….”

Nota: Extracto del tema “Cangrejero” incluido en el álbum “Brindando Alegría” 1977, Cotique (CS-1092)



domingo, 19 de julio de 2015

BUEN VIAJE MAESTRO CUTUFLÁ

Otra gran perdida para nuestra música, ayer 18 de julio nos dejó físicamente el maestro Ramón Alfredo "Cutuflá" Franchesqui, notable percursionista venezolano. "Cutuflá" tuvo una carrera dilatada desde sus inicios en su natal Venezuela transitando por varias agrupaciones, para luego extenderla a Europa, en especial en Paris, Francia país donde radicó muchos y desarrolló plenamente su trayectoria musical, ampliando sus horizontes, aportando su talento a diversos proyectos de otros géneros musicales y a su vez consolidando su presencia que fue de suma importancia en gran medida a la evolución de la música afroantillana en el viejo continente. Nuestro reconocimiento a esta gran figura que contribuyó dentro y fuera de su país al enriquecimiento de la cultura musical latina. En Paz Descanse Maestro.


Escrito por: Angelina Medina 

miércoles, 4 de febrero de 2015

HASTA SIEMPRE... REINA DEL PUNTO CUBANO

Nos dejó "La Reina del Punto Cubano" Doña Celina González, artista, exponente Y embajadora principal de la música tradicional campesina cubana que defendió a lo largo de su trayectoria, el cual alcanzó la cumbre junto al guitarrista Reutilio Domínguez con quien formó el emblemático dúo Celina y Reutilio, obteniendo gran popularidad en Cuba, como en otros países de Latinoamérica. Dueña de una potente, enérgica y clara voz, consolidó su presencia como una de las grandes interpretes femeninas de música cubana con su estilo fuerte, vibrante que mantuvo fiel a sus raíces y conceptos musicales. 


Su nombre completo fue Celina González Zamora, nació el 16 de marzo de 1928 en el caserío La Luisa entre los municipios de Jovellanos y Pedro Betancourt en la provincia de Matanzas, Cuba. 

Un punto importante en la vida de Celina fue su gran simpatía por la religión afrocubana Regla de Osha o Santería, el cual fue determinante en su carrera artística ya que sirvió como inspiración para componer parte de sus grandes éxitos como "Que viva Changó", un clásico de la música cubana y de Latinoamérica. 

En 1947 formó junto al guitarrista Reutilio Domínguez el notable dúo "Celina y Reutilio", Domínguez fue la segunda voz y con su forma particular de ejecutar la guitarra le dio la sonoridad peculiar. Se recuerdan sus presentaciones en el programa Atalaya Campesina, transmitido en la Cadena Oriental de Radio de Santiago de Cuba. La presencia del gran compositor Ñico Saquito fue fundamental, ya que los descubrió y llevó a La Habana, además de influir en su estilo musical. 





A lo largo de su trayectoria, incursionaron en el cine, participando en las películas Rincón Criollo y Bella Salvaje

En 1964, se disuelve el dúo y Celina continúa su carrera solista. En 1981, se unió a su hijo Reutilio Domínguez, con el fin de rescatar el repertorio antiguo que grabó con su esposo, realizando en el año 2000 la producción "50 años como una reina" el cual fue nominado para el Grammy Latino en el año 2001. 


Durante su carrera, esta grande de la música típica cubana fue ovacionada y reconocida en muchos países, además de ser muy recordada por sus clásicos temas que traspasaron varias generaciones. 



Inolvidable y querida Doña Celina González. En Paz Descanse

Escrito por: Angelina Medina 




lunes, 2 de febrero de 2015

A LA MEMORIA DE PACHITO NALMY

La música tropical y la Salsa en el Perú están de duelo, falleció uno de sus grandes exponentes Pedro Claver Nalmy Cabrera, conocido y siempre recordado como Pachito Nalmy; cantante y compositor de voz y estilo único que dejó una pauta a seguir para otros interpretes peruanos. Nalmy, fue parte de agrupaciones muy importantes como la Sonora de Nelson Ferreyra, la Orquesta de Andres de Colbert, la Sonora Casino de Hugo Macedo, la Sonora Callao, la orquesta de Luis "Lucho" Sandoval, la Sonora Mocambo, Papo y su Combo Sabroso, Alfredo Linares, entre otros. Así mismo desarrolló una carrera solista muy respetada.



Su nombre artístico se debió a su cantar parecido al cantante cubano Panchito Riset. Esto sucedió en la década del 50, cuando Nalmy se presentaba en el Club Bilis ubicado en el jirón Colón - Callao.


Entre sus aportes al movimiento musical local hay que destacar su unión como vocalista en la agrupación del timbalero Ernesto "Papo" Menéndez y su Combo Sabroso. Esta orquesta es de especial importancia por ser considerada la primera Trombanda de nuestro país, al incluir los trombones en los metales, razón por la cual es la primera en asumir el concepto musical newyorquino en su repertorio ya que las agrupaciones que la antecedieron tenían una fuerte influencia cubana, en especial de la Sonora Matancera. En ese sentido, la combinación del sonido agresivo de Papo con la voz criolla, potente y estilo aguerrido de Nalmy, causaron una revolución musical a comienzos de los años 60's y marcaron la pauta que otras orquestas continuaron.



Nuestro reconocimiento a tan importante valor nacional, baluarte nuestro y parte fundamental en la historia del movimiento tropical peruano. En Paz Descanse Maestro

Escrito por: Angelina Medina 

EL CALLAO Y SU SALSA

En el Perú no se podría hablar de Salsa y su devenir histórico para un naciente publico salsero, sin antes entender la génesis del tema que nos ocupa, considerando fundamentalmente la importancia del ingreso de discografía proveniente del Caribe y los Estados Unidos a través del Puerto de la Provincia Constitucional del Callao, bastión fundamental que permitió a coleccionistas  y melómanos poder acceder a discos harto difíciles de obtener por aquel entonces, los mismos que eran adquiridos muchas veces por intermedio de marinos provenientes de la zona del Caribe. 
Esto iba reforzado desde fines de los 50s con la llegada de agrupaciones y cantantes connotados como Beny Moré, Dámaso Pérez Prado y su corte espectacular de bailarinas, la emblemática Sonora Matancera y de Nueva York Frank “Machito” Pérez Gutiérrez, personajes que fueron reforzando la línea tropical en nuestro país y sirvieron de puente básico para un naciente y ávido publico salsero.
Eran los tiempos en que la música se escuchaba en sistema Pick Up y posteriormente en radiolas estereofónicas. Esto sucedió hace más de cinco décadas y en el Callao su difusión tuvo como líder principal al Sr. Luis Rospigliosi Carranza (10 Febrero 1926 – 30 Agosto 2011), quien a través de su local el que llevaba el sugestivo nombre de "El Sabroso”, ubicado en la calle Constitución, daba cuenta al público asistente -propio y extraño - de las producciones discográficas que llegaban al puerto de artistas de la talla de Tito Puente, Machito, Tito Rodríguez, El Combo de Rafael Cortijo con Ismael Rivera, entre otros; la música se convirtió para Don Luis en una especie de apostolado hasta sus últimos días. Por esa razón es justo señalarlo -sin lugar a dudas- como el principal responsable del movimiento salsero en el Callao.

                                                                                                  Lucho Rospigliosi Carranza 

Y en el proceso de este movimiento denominado SALSA, los ritmos empiezan a posesionarse del público de los barrios limeños así como el Callao. Aparecen nombres de impacto como Larry Harlow, Willie Colon, Ray Barretto, Orlando Marín, Johnny Colon, Joey Pastrana, Bobby Valentín, Joe Battan, Grupo Folklórico Experimental Newyorkino, Conjunto Libre, solo por citar algunos, los cuales mediante conceptos musicales basados en lo afrocubano, fueron generando estilos diversos que se hicieron del gusto de no pocos seguidores haciendo del Callao una especie de extensión de los barrios en Nueva York.

La tendencia musical “matancerizante” en Lima y el Callao fue cediendo de alguna manera ante la embestida de nuevas orquestas del movimiento salsero en Nueva York y Puerto Rico. Estas sonoridades fueron rápidamente asimiladas por nacientes agrupaciones que hicieron propia esta musicalidad, en la que, la vehemencia y agresividad eran su común denominador y jugaron un rol principal. Uno de las primeros grupos conformados fue la de Papo Meléndez y su Combo Sabroso, percusionista quien en asociación con el vocalista “Pachito” Nalmy y otros músicos “chalacos” se encargaron de divulgar los estilos de Eddie Palmieri, Efraín “Mon” Rivera, “El Malo” Willie Colon.




Asimismo, el surgimiento de nuevos locales y bares no solo en el Callao sino además en distritos como Barrios Altos, La Victoria, Surquillo, Rímac acompañados de las novedosas Rockolas, permitieron a sus consumidores acceder y conocer más sobre este género, el cual fue tomando notoriedad no solo con la presencia de los líderes antes indicados, sino también con un sin número de agrupaciones gestadas en los Estados Unidos, Puerto Rico, Panamá, Venezuela, Colombia y República Dominicana, países de la Cuenca Caribeña dueños de un fuerte acervo, tradición y cultura musical competente.
Este conglomerado musical discográfico tuvo su oportunidad de difusión en espacios radiales durante los 70s en las personas de reconocidos coleccionistas y conocedores, quienes iban dando cuenta del material enviado por los “corresponsales” residentes en las ciudades antes indicadas. Son conocidos los programas del Sr. Carlos Loza Arellano (22 Setiembre 1935 – 23 Marzo 2014), conocedor y amante empedernido del género quien también incursiono en la prensa escrita con su “Caribe Soy” y emitida a través del vespertino “El Extra”, el Sr. Jorge Eduardo Bancayàn y su “Hit Parade Latino” en Radio Libertad denominada La Primera Emisora Musical del Perú, el Sr. Luis Ballesteros y su “Show Latino” por Radio El Sol, otro personaje entrañable Don Ñico Estrada percusionista profesional, quien a través de su paso por diferentes emisoras radiales en la capital fue presentándonos con muy buen gusto las primicias recepcionadas.


                                                                                                         Carlos Loza Arellano

Sin embargo, es justo destacar a personas que al igual que los antes mencionados, se enfrascaron en la noble tarea de dar a conocer la música que nos ocupa, entendidos coleccionistas y melómanos, como es el caso del Sr. Martin Nonato Valladares y “El Show de los Cueros”, Sr. Lucho Peña y su bastión “El Pérsico”, procedente de Panamá el Sr. Rubén García C. (QEPD), empresario que llegó al Perú en la segunda mitad de los 60s, el Sr. Agustín Tassi, el Sr. Juan Sagastegui así como el Sr. Miguel Grau, son solo algunos de los reconocidos conocedores y coleccionistas del género.

Continúa el proceso, esta vez con la generación de nuevas orquestas, sonoras y combos, los que fueron consolidando el movimiento salsero en el primer puerto. Nombres como el Hit Parade Latino, Sabor Latino, Oscar “Pitin” Sánchez, el Combo de Loza bajo la Dirección Musical de Carlos Nunura y la administración de Carlos Loza, el Combo Espectáculo Creación de los hermanos Mendoza, La Clave del Callao de Alfonso Collantes, La Progresiva del Callao de Eugenio “Chango” Chávez, Somos Música, fueron adueñándose del gusto musical de los salseros chalacos. Queda en la memoria de mi niñez, la participación del Hit Parade Latino, previo a la presentación de Willie Colon y Rubén Blades en 1980 en el Estadio de Alianza Lima distrito de La Victoria, la que finalizara aproximadamente a las 3.30am y de la cual estuve pendiente dada la cercanía entre el estadio y mi domicilio y mi creciente interés por la música del Caribe. 

En la cultura salsera del primer puerto tiene en los graffitis dedicados a los iconos de la Salsa un lugar especial. Esta manifestación social propia de la juventud, obedece a un fuerte arraigo afectivo con sus artistas; interrelación que de alguna manera, describe alguna identidad o afinidad entre el artista y sus incondicionales. La Salsa para el chalaco es parte obligada de su cultura, casi se podría decir que corresponde a su estilo de vida.
En el deporte rey -como parte de esa cultura-, tampoco está ausente la música. Clásico es ver cómo se vive la fiesta del futbol en el puerto, en los partidos en que el equipo rosado del Sport Boys, -club emblemático del Callao-, es arengado por la barra,  la que incluso llega a conformar una “pequeña banda sonora”, de acompañamiento a sus presentaciones como local,  además de las clásicas banderolas que llevan insertada la imagen del ídolo Héctor Lavoe.




                                                                                    En uno de los clásicos murales del Callao 

Mencionar que a través del tiempo llegaron a nuestro primer puerto artistas de reconocida talla, pero este aspecto toma mayor notoriedad con la llegada del Primer Festival de Salsa Chim Pum Callao desde 1997 en el Estadio Miguel Grau y en adelante en las instalaciones del Parque Zonal Yahuar Huaca, con la participación de exponentes de música Salsa Tradicional como Celia Cruz, Luis “Perico“ Ortiz, Ray Barretto, Adalberto Santiago, Richie Ray y Bobby Cruz, Tito Allen, Willie Colon, Cheo Feliciano, El Gran Combo, Rafael D Jesús, José Mangual, José Alberto, Willie Rosario, Raphy Leavitt, Orquesta Mulenze, Conjunto Clásico, Justo Betancourt, Ray de la Paz, Kim de los Santos, Willie Chirino, Herman Olivera.
El balance dejado por este y otros eventos de carácter masivo, han terminado por reforzar aún mas no solo una identidad salsera en El Callao, que a pesar de los tiempos adversos ha sabido mantenerse, recibiendo un merecido y justo reconocimiento por  parte de la comunidad latina en general, tanto así que actualmente se presenta las franquicias del Festival Chim Pum Callao en Santiago de Chile y los Estados Unidos.







Es menester dar un justo y merecido reconocimiento al Callao, no solo por un tema musical que es el que nos atañe y es materia de constante investigación, sino también por su gente que hizo historia en defensa de la Patria y como no también a sus exponentes en los diferentes ámbitos de la cultura y deporte que aportaron a nuestro país. 
Finalmente, como un homenaje a tan querida tierra, nos permitimos recordar primero las menciones hechas por cantantes de la talla de Rubén Blades, Cheo Feliciano, Junior González -por citar algunos- y segundo recoger los versos del himno a nuestro primer puerto Nostalgia Chalaca, escrito en Chile por Manuel Raygada, los cuales describen fielmente el sentimiento de un chalaco alejado de su terruño: 

Nostalgia Chalaca

Noche chalaca de luna majestuosa,
ausente y lejos te veo siempre hermosa.
Siento que se desgarra en mi pecho el corazón,
al cantar de mi guitarra y al evocarte en mi canción.
¡Chim Pum! Callao, oh querida tierra mía,
tu eres la única alegría que recuerda mi vivir
¡Chim Pum! Callao, yo te añoro noche y día,
siento que esta lejanía atormenta mi existir.
Loca mi alma se agita, de nostalgia infinita
por volverte pronto a ver,
jamás, un instante te he olvidado
y estarás siempre grabado en lo más hondo de mi ser.
Callao querido por tu recuerdo vivo,
fuiste testigo de todas mis errancias,
este canto de añoranza, de un chalaco corazón,
que desde lejos te canta con la más honda emoción.
¡Chim Pum! Callao, oh querida tierra mía,
tu eres la única alegría que recuerda mi vivir.
¡Chim Pum! Callao, yo te añoro noche y día,
siento que esta lejanía atormenta mi existir.
Loca mi alma se agita, de nostalgia infinita
por volverte pronto a ver,
jamás, un instante te he olvidado
y estarás siempre grabado en lo más hondo de mi ser.
¡Chim Pum Callao!


Nota: La palabra Chalaco es originaria de nuestro idioma Quechua y está dado al poblador de la zona costera del Perú que realizaba labores de pesca. 

Escrito por: Angelina Medina